Público
Público

'Sandokán' se va al Caribe

El constructor cordobés resucita su actividad inmobiliaria en República Dominicana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tiene multas con el Ayuntamiento de Córdoba por más de 30 millones de euros que asegura que no va a pagar porque no tiene 'ni un duro'. La sede social de su empresa está embargada por el Banco Popular y su saldo bancario asciende a 4.000 euros, según la declaración de bienes que tuvo que hacer pública antes de tomar posesión como concejal. Rafael Gómez Sandokán, procesado por el caso Malaya y alma máter de Unión Cordobesa, la segunda fuerza política en la ciudad, no tiene dinero para pagar sus deudas pero sí para iniciar la venta de una promoción de más de 2.000 apartamentos en República Dominicana.

Según ha reconocido él mismo a la edición cordobesa de ABC, la empresa de Sandokán ha comenzado a vender sobre plano apartamentos de lujo de dos promociones distintas en Punta Cana (1.500 viviendas) y Santo Domingo (unas 600). 'Empezaremos a construir cuando hayamos vendido las suficientes', agregó. La empresa, Arenal 2000, con la que arrastra la mayoría de sus deudas en España, ha resucitado en la República Dominicana. La Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (Onapi) de República Dominicana registró el 28 de septiembre de 2010 a la empresa Arenal 2000 Punta Cana Paradise que, entre su actividad prevista, declara 'promover, desarrollar, invertir y construir un proyecto turístico en Verón, Punta Cana, Higuey; así como proyectos inmobiliarios en general, compraventa de inmuebles y bienes raíces'.

Ha iniciado la venta de 2.100 apartamentos de lujo en Punta Cana y Santo Domingo

De hecho, la firma posee hasta una página web www.puntacanaparadise.es que sin embargo arroja una sorpresa. Cuando se busca el contacto para realizar la compra, aparece como teléfono exclusivo un número de la provincia de Málaga, en concreto de Alhaurín de la Torre. Sandokán, el constructor metido a político, ha desarrollado la mayoría de su negocio inmobiliario en esta zona de la Costa del Sol.

En las últimas semanas, la liquidez del líder de Unión Cordobesa, que planea presentarse a las elecciones andaluzas, ha estado en la picota. Su deuda con el Ayuntamiento por construir 40.000 metros cuadrados de naves industriales en un suelo protegido y sin el correspondiente permiso municipal es de 24,6 millones de euros. Sandokán ya ha dicho que la multa le importa 'tres pepinos' y que carece de dinero suficiente para afrontar el pago. Con su habitual histrionismo, llegó a explicar que está 'tieso como una regla', cuando hace una semana una señora estaba esperándolo en el Ayuntamiento porque le debía 4.000 euros. Sandokán dijo que se sacó del bolsillo 2.000 euros, que era todo lo que llevaba, y se lo dio a la mujer.

Debe más de 30 millones al Ayuntamiento de Córdoba, donde fue elegido concejal el 22-M

Estas supuestas estrecheces contrastan con el lujo del complejo que proyecta en Punta Cana. A través de Facebook, Arenal 2000 Punta Cana Paradise asegura que uno de los complejos previstos consta de 94 edificios compuestos por 16 apartamentos cada uno y diez piscinas. Además, oferta 1.500 plazas de aparcamiento, extensas zonas verdes y de equipamientos, e incluso una amplia zona comercial. Eso sí, en principio el precio por un apartamento de 70 metros cuadrados parece asequible: 49.000 dólares (unos 34.436 euros).

Pero en esta promoción inmobiliaria existen más sorpresas. En otra página web similar, en la que Punta Cana Paradise aparece asociada con Serena Village (www.puntacanaparadisesv.com), se ofrece financiación a los particulares interesados a través de una 'alianza estratégica' con el Banco Popular. Esta entidad financiera es la propietaria a través de una ejecución hipotecaria de las famosas naves sin licencia de Arenal 2000 en Córdoba. Esta ejecución hipotecaria impidió al Ayuntamiento de Córdoba el embargo de estos 40.000 metros cuadrados para hacer efectiva la sanción urbanística.

Gómez ya ha dicho que le importa «tres pepinos» y que no tiene dinero para pagar

Sandokán tiene otras deudas pendientes con el Ayuntamiento del que es concejal. En concreto, por construir también sin licencia en el enclave de Carrera del Caballo y en otras zonas de la ciudad. En total, el Consistorio calcula que sus deudas superan los 30 millones de euros. Esta cantidad es casi idéntica a la del déficit que arrojan las cuentas municipales, ya que el Ayuntamiento ha contado desde que impuso la multa, en el año 2006, con el ingreso de una sanción que nunca se ha producido.

Esta misma semana, el Consistorio ha sacado a subasta propiedades que el anterior equipo de gobierno pudo embargar a Sandokán. En concreto, se trata del antiguo matadero de Iccosa (muy cerca de sus polémicas naves ilegales) y un local en la calle San Pablo que fue sede del PSOE local durante las elecciones municipales de 1999. Con esta subasta, publicada ya en el BOE y que se celebrará el próximo mes, el Ayuntamiento pretende embolsarse unos 4,7 millones.

Rafael Gómez también está pendiente del juicio del caso Malaya, en el que está procesado por un supuesto delito de cohecho. Sandokán llegó a ser detenido junto a una veintena de empresarios en el que ha sido el mayor escándalo urbanístico de la historia de España. Evitó la prisión preventiva tras el pago de una de las fianzas más elevadas: medio millón de euros.

Tras las pasadas elecciones municipales, cargó violentamente contra la prensa en un discurso en el que llegó a compararse con Jesucristo. 'Muchos medios de comunicación habéis hecho cosas malignas. Habéis hecho con Rafael Gómez lo mismo que hicieron con Jesucristo', gritó. Ahora su partido, construido en torno a su figura (tiene como logo su rostro), aspira a presentarse a las elecciones andaluzas con el objetivo de obtener, como mínimo, un diputado. Unión Cordobesa, que celebrará una especie de congreso el próximo mes, ya está trabajando en los pueblos donde arañando unos 5.000 votos más de los que consiguió en la capital se alzaría con el ansiado parlamentario.

El supuesto desplome económico de las empresas de Sandokán contrasta también con la campaña que Unión Cordobesa desarrolló en las pasadas elecciones municipales, con compra de grandes espacios publicitarios y el alquiler, incluso, de un autobús que recorrió toda la ciudad.