Público
Público

Sanidad afea a La Rioja que no atienda a los alaveses

El Ministerio propone recurrir al Fondo de Cohesión Sanitaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El conflicto que enfrenta a los gobiernos de Euskadi (PSE) y La Rioja (PP) por la decisión de este último de dejar de atender a ciudadanos vascos de La Rioja alavesa vivió ayer un nuevo episodio. El viceconsejero de Sanidad vasco, Jesús María Fernández, se reunió con el secretario general del Ministerio de Sanidad, Alfonso Jiménez, para pedir una solución al Ejecutivo central. Según fuentes del Gobierno vasco, hasta ahora unos 400 pacientes alaveses de los 4.500 que tradicionalmente acuden a los servicios sanitarios riojanos han dejado de ser atendidos.

Tras el encuentro, el Ministerio lamentó que La Rioja haya dejado de atender a los pacientes 'sin haber buscado antes una solución de consenso' y remarcó que la forma de actuar del Gobierno de Pedro Sanz 'no es la correcta'. En cualquier caso, apostó por un 'convenio bilateral' entre ambas autonomías y planteó financiar las derivaciones de estos pacientes con el Fondo de Cohesión Sanitaria, 'que ya contempla un millar de procesos asistenciales'. 'Es imprescindible que, en tanto se concrete ese acuerdo, los ciudadanos puedan seguir siendo atendidos con normalidad', remarca Sanidad.

Unos 400 pacientes han sido rechazados, pero el problema afectaría a 4.500

El Ejecutivo vasco, por suparte, esperaba ayer la respuesta que pueda dar La Rioja a la interpelación del Ministerio para retomar la atención a los pacientes alaveses sin esperar al resultado de las negociaciones, ya que la prioridad es no dejar sin atención sanitaria a la ciudadanía.

El viceconsejero vasco se mostró ayer abierto al 'diálogo' con La Rioja, pero rechazó cualquier fórmula 'que implique contraprestaciones económicas por la atención de pacientes de comunidades vecinas'. 'Transaccionar este tipo de relaciones solamente provocaría un encarecimiento de la atención y la creciente burocratización del Sistema Nacional de Salud', agregó.

Fuentes del Departamento vasco de Sanidad recordaron que Euskadi atiende también a ciudadanos de otras comunidades limítrofes, como Cantabria o Navarra. Recordaron asimismo que trata a riojanos en intervenciones complejas, y que en diez años ha realizado trasplantes renales a 225 pacientes de esa comunidad.

Por su parte, el presidente riojano, Pedro Sanz, se mostró 'abierto' a negociar, pero dejó claro que hasta ahora 'ha habido un abuso' porque la atención a los alaveses 'corresponde al Gobierno vasco'. Sanz distingue entre atención primaria y urgencias, donde no hay problema, y la especializada: 'Que quieran acogerse a otro hospital de referencia de una comunidad que no es la suya, no cabe'.

No es el primer conflicto de este tipo. Entre Catalunya y Aragón se mantiene la polémica sobre la limitación de pacientes aragoneses fijada por el Hospital Arnau Vilanova de Lleida, informa Dani Cordero. Los dos gobiernos negocian cómo arreglar la situación después de que Aragón denunciase que no se estaba tratando a todos sus pacientes, para lo que la Generalitat reclama diez millones de euros anuales, y no los 13 millones de euros que recibió por cuatro años.