Público
Público

Sanidad investiga un posible brote de hepatitis C en Balears

La Consellería de Salut analiza a 56 pacientes de diálisis de un centro privado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Conselleria de Salut i Consum de Balears investiga si 56 personas se infectaron de hepatitis C en un centro de diálisis de la localidad mallorquina de Inca. La alerta saltó el pasado 17 de noviembre, cuando las autoridades sanitarias escocesas avisaron de que dos de sus ciudadanos, pacientes de la clínica Nefdial, estaban infectados por hepatitis C.

Los dos afectados se habían sometido a diálisis del 9 al 16 de septiembre pasados mientras veraneaban en la isla. Llevaban años pasando las vacaciones en Mallorca y acudiendo a este centro de diálisis en Inca. La enfermedad se les detectó cuando ya habían vuelto a su país de origen.

La voz de alarma la dieron dos turistas escoceses infectados

Las 56 personas que están en estudio se sometieron a diálisis en la clínica Nefdial entre los pasados 1 de agosto y 18 de noviembre. Se trata de siete trabajadores del centro, 23 pacientes de diálisis residentes en Mallorca y 26 personas que viven fuera de la isla. Entre estos últimos hay 23 ciudadanos de diferentes países de la Unión Europea (entre ellos, algunos alemanes) y tres españoles que residen en la Península Ibérica.

Los países de origen y las autonomías están haciendo los análisis pertinentes a los posibles infectados, que luego envían a Balears. A su vez, las autoridades sanitarias del archipiélago mandarán las muestras que hayan dado positivo a un centro de referencia de Valencia. Este debe secuenciar el virus para detectar si todos los contagiados tienen el mismo genoma de hepatitis C y, a partir de ahí, detectar el origen de la infección, explicó ayer la directora general de Salut Pública i Participació de la Conselleria de Salut balear, Margalida Buades.

Entre las posibles víctimas hay españoles y otros europeos

De momento, los 23 mallorquines que se están sometiendo a análisis no han dado positivo. No obstante, los resultados no son definitivos y los análisis se deben repetir periódicamente, ya que la infección por hepatitis C puede tardar semanas en manifestarse. De los otros 26 pacientes que no residen en Mallorca, tampoco hay datos concluyentes. 'La investigación se prolongará en el tiempo un mes o dos', avanzó ayer Buades.

En la clínica Nefdial se sometían a diálisis tres personas infectadas de hepatitis C. Estos casos ya estaban diagnosticados antes de que saltara la alarma de la semana pasada. El centro y las autoridades sanitarias conocían los casos.

El director general d'Avaluació i Acreditació, Joan Llobera, descartó que ese sea el foco. Llobera destacó las medidas de seguridad que se aplican en este tipo de centros, como usar máquinas separadas, y destacó que una de cada cinco personas que se someten a diálisis en el mundo tiene hepatitis C.

El centro Nefdial de Inca es privado y está acreditado para aplicar diálisis desde 2004. La Conselleria de Salut decidió cerrarlo de forma cautelar, 'por prevención', en cuanto recibió la alerta de los dos escoceses infectados.