Público
Público

Sanitarios catalanes irrumpen en la negociación sobre los recortes

Protestan por los nuevos recortes salariales anunciados por la Generalitat, que suponen, entre otras medidas, la reducción de la extraordinaria de Navidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de medio millar de trabajadores sanitarios del Instituto Catalán de la Salud (ICS) han ocupado el edificio de este organismo y han obligado a suspender la reunión de la Mesa de Negociación de los recortes previstos de 45 millones de euros en los salarios de cerca de 40.000 profesionales antes de que finalice el año.

Los trabajadores han conseguido acorralar a Joaquim Casanovas, gerente del ICS,le han dado un megáfono para que pudiera hablar y este ha pedido 'paz y tranquilidad' a los soliviantados trabajadores que han ocupado el edificio. Finalmente, ha tenido que ser custodiado por los Mossos d'Esquadra en su despacho mientras los manifestantes volvían a sus puestos de trabajo.

Antes de ocupar el edificio, unos 500 médicos, enfermeras y celadores han cortado el tráfico de la Gran Vía, frente a la sede del ICS, durante unos tres cuartos de hora, lo que ha originado un gran colapso circulatorio en el centro de la ciudad.

El personal sanitario, que ha exhibido pancartas con lemas como 'Boi Ruiz nemigo público', 'Atur Mas ás paro', 'Bajaos el sueldo, los políticos malos gestores', 'Por una salud pública de más calidad' o 'La sanidad en lucha', decidió finalmente entrar y ocupar el edificio.

El ICS confirma que se reanudarán las negociaciones con los sindicatos

Tras ocupar la sala, los trabajadores se han sentado en el vestíbulo del edificio, donde han desplegado una gran pancarta en la que se lee: 'Tu enfermedad perjudica al sistema sanitario. Cuídate sólo. Mas y Ruiz'.

Los trabajadores de los hospitales y ambulatorios catalanes se concentraron ante la sede del ICS porque se había convocado una reunión de la Mesa Sectorial de la Sanidad de Cataluña para negociar los nuevos recortes salariales anunciados por la Generalitat, que supondrían la pérdida de media paga extraordinaria de Navidad.

En un escueto comunicado, el Instituto Catalán de la Salud ha informado de que su voluntad 'es llegar a un acuerdo con los representantes sindicales y por eso se están haciendo los contactos necesarios para reanudar las negociaciones tan pronto como sea posible'.

Antes del inicio de la reunión, Jesús Frías, representante del sindicato CATAC y miembro de la Mesa de Sanidad, ha defendido que 'la mala gestión la está padeciendo el usuario, cuando la culpa es de los políticos, que cargan toda la culpa en los trabajadores y en los ciudadanos y están forzando para llevar las listas de espera al límite y que determinadas especialidades y patologías acaben saliendo del catálogo de prestaciones para que los usuarios acaben yendo a la privada'.

'Ya se ha recortado suficiente, el futuro no pasa por los recortes' El secretario general de UGT en el hospital de Bellvitge, Agustí Chavarría, ha rechazado totalmente las medidas del ICS y ha propuesto que 'retoquen de otros sitios los recursos porque los trabajadores ya han contribuido con una rebaja salarial y un incremento de actividad'.

'Ya se ha recortado suficiente, el futuro no pasa por los recortes, ya se ha llegado al límite y esto puede repercutir en la calidad asistencial', ha advertido Chavarría.

También ha pedido 'garantías de que no habrá reducción de plantillas, porque reducir un 25% de interinos es una fractura importante del sistema'.

Lejos de llegar a entenderse, los profesionales médicos y la Generalitat están cada día más lejos. El camino propuesto por el ICS para conseguir recortar el 10% del gasto anual sanitario impuesto por el Goven de Artur Mas ha puesto en pie de guerra a sanitarios y usuarios. Estos recortes han sido criticados, entre otros, por parlamentarios del PSM por tratarse de 'un programa inexorable de desmantelamiento de los servicios públicos y un camino sin retorno de privatizaciones'.

Entre ellos, los más controvertidos pasan por la clausura de las urgencias nocturnas en 56 centros y la suspensión del pago a residencias de ancianos y discapacitados durante los meses de septiembre y octubre.