Público
Público

El sastre de Camps denuncia facturas falsas de los trajes

Sostiene que se hizo tras la reunión de Trillo con el dueño de Forever

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El sastre José Tomás, una de las piezas clave de la acusación para demostrar que la trama Gürtel pagó trajes al president valenciano, Francisco Camps, acaba de dar un golpe de efecto de consecuencias aún imprevisibles. En un escrito dirigido a Anticorrupción, el abogado del sastre denuncia, aportando documentos, que Forever Young, la empresa que vendió los trajes, manipuló la contabilidad interna para falsificar la verdadera identidad del destinatario de la ropa.

Y denuncia que la orden de falsificar facturas fue dada dos días después de que, el 16 de marzo de 2009, el propietario de Forever, Eduardo Hinojosa, se reuniera con Federico Trillo, cerebro de la estrategia jurídica del PP en el caso Gürtel. En ese momento, el sastre ya había lanzado sus primeras declaraciones incriminatorias para Camps. Al escrito se adjuntan correos electrónicos, archivos informáticos contables y un texto manuscrito sin fecha dirigido a Pablo Crespo, considerado el número dos de la red corrupta. En ese manuscrito se consignan los pagos que debía Camps (2.680 euros) y los que adeudaba Álvaro Pérez (1.360 euros), presunto lugarteniente de Francisco Correa en Valencia. Según fuentes conocedoras de la denuncia, el autor de ese manuscrito es un empleado de Forever Young cuya identidad omite este diario dado que anoche no pudo localizarle para recabar su versión.

La denuncia incluye correos electrónicos y archivos contables

El escrito, incorporado al sumario del caso de los trajes, sostiene que el informático ejecutor de las falsificaciones 'acredita que Hinojosa ordenó la manipulación de la contabilidad'. El letrado del sastre identifica al informático, cuyo nombre y primer apellido coinciden con los que figuran en el encabezamiento de los correos electrónicos proporcionados a Anticorrupción. Fuentes conocedoras del asunto sostienen que el informático, quien al parecer presta servicios profesionales independientes a Hinojosa, está dispuesto a declarar.

Según la denuncia, la contable de Forever 'le pidió al informático por orden de Hinojosa que asignara a Álvaro Pérez varias compras realizadas por Camps'. 'Las instrucciones prosigue el texto se transmiten el 18 de marzo de 2009, dos días después de reunidos Trillo e Hinojosa en Forever Young, reunión reconocida por Hinojosa'. Según el entorno del sastre, esas primeras directrices fueron verbales.

El letrado enumera tres operaciones cuya manipulación se llevó supuestamente a efecto. Uno de los correos adjuntados, este remitido por el informático a la contable, menciona la referencia numérica de esas mismas operaciones.

El objeto de la manipulación sería asignar al 'Bigotes' compras de Camps

El escrito del abogado de José Tomás llegó a Anticorrupción el pasado 1 de febrero, fecha en que el juez José Flors ya consideraba cerrada la instrucción del caso de los trajes. No obstante, el sastre José Tomás mantiene vivas otras actuaciones judiciales que podrían rescatar su denuncia si Flors la desecha finalmente.

Que el magistrado da por concluida la investigación lo demuestra una providencia notificada ayer y en la que Flors deniega la solicitud de Anticorrupción para acumular al caso de los trajes todo lo investigado sobre la presunta financiación ilegal del PP. Flors aduce que el desarrollo del caso de los trajes 'no puede quedar a merced de las incidencias que se produzcan ni de las dilaciones que puedan derivarse del desarrollo de otros procesos diferentes'.

Pero el juez no sólo ha frenado en seco a la Fiscalía. También lo ha hecho con la defensa de Camps, empeñada en demorar la celebración de un juicio en el que el líder del PP valenciano arriesga mucho más política que penalmente, dado que el cohecho impropio sólo se castiga con multa. Ayer, Flors tumbó la petición de los letrados de Camps para que el juez facilitara de nuevo a las partes todas las conversaciones grabadas a los principales imputados en la trama.

El magistrado, que ya había rechazado la solicitud el 18 de enero, recuerda ahora al equipo de Camps la 'improcedencia' de la solicitud porque no se deriva de ninguna diligencia de la fase actual del procedimiento, 'ni tampoco de hechos nuevos'.