Público
Público

Save the Children pide más recursos para los hijos de las maltratadas

La ONG alerta de que las medidas de protección son "claramente insuficientes"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Save the Children ha vuelto a poner la voz de alarma sobre las víctimas invisibles de la violencia machista: los hijos y las hijas de las mujeres maltratadas. La ONG ha presentado un informe sobre la evolución de la respuesta institucional a los derechos y necesidades de los niños que viven en entornos de violencia de género. 

El documento deja constancia de que las medidas de protección y atención a los hijos son 'claramente insuficientes', sobre todo en el ámbito judicial, por lo que son necesarios más recursos tanto materiales como humanos y más coordinación entre las diferentes administraciones.

La desprotección que sufren los menores ya ha sido denunciada en varias ocasiones y, según Save the Children hay al menos 800.000 niños víctimas de la violencia de género. Las otras víctimas que, aunque no vivan las agresiones en directo, las sufren muchas veces en la habitación de al lado.

El último informe de la ONG ha sido presentado esta mañana en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y ha sido elaborado a partir de entrevistas individuales a madres y niños -25 y 17, respectivamente-, grupales -a 16 niños y 18 madres- consultas individuales, 17,  y en grupo, 72, a profesionales.

Si bien el texto asegura que la concienciación sobre la situación que viven los hijos de las maltratadas es cada vez mayor, subraya que 'todavía queda mucho por hacer' para ofrecer a estos menores una protección adecuada y eficaz.

La ONG señala que el sistema de protección a las mujeres maltratadas trata a los hijos de éstas 'como objetos de protección' y no como 'titulares cuyos derechos se ven vulnerados al ser expuestos a la violencia de género'. Insiste en que en España no se da un enfoque de derechos de la infancia a estas situaciones, lo que se traduce en una respuesta 'desigual' a las mismas donde no siempre se cuenta con el interés superior del niño , además, denuncia que no se ha logrado una coordinación entre las diferentes instituciones implicadas.

En España no se da un enfoque de derechos de la infancia a estas situaciones

La responsable de Incidencia Política de la ONG, Yolanda Román, ha asegurado durante la presentación que si bien ninguna comunidad 'es la mejor' en cuanto a la atención a estos menores, tanto en Madrid como en el País Vasco hay casos concretos 'de buenas prácticas'.

El informe destaca, asimismo, como una de las carencias 'más representativas' la ausencia de estadísticas sobre el número de niños que viven en contextos de violencia de género. Por eso, hace una serie de recomendaciones a las diferentes instituciones afectadas en la lucha contra la violencia de género para mejorar la atención y protección de los menores.

En concreto, al Gobierno le reitera la necesidad de que los menores sean considerados víctimas de la violencia machista y no como 'meros testigos' y le insta a adoptar las medidas necesarias para adaptar los sistemas y procedimientos judiciales a los niños que tengan que intervenir en los procesos judiciales.

Al Poder Judicial, entre otras, le pide que analice de forma 'exhaustiva e individualizada' las circunstancias de cada caso en el que haya niños implicados, así como a evitar que éstos repitan las entrevistas ante diferentes instancias policiales y judiciales. También le solicita que reduzca los tiempos de las actuaciones judiciales y no adopte de forma rutinaria medidas cautelares que se prolonguen en el tiempo de 'de manera indefinida'.

En lo que va de año han muerto dos hijos de mujeres víctimas de violencia de género

Precisamente en el ámbito judicial, según Román, es donde las madres perciben que sus hijos están más desatendidos y desprotegidos, e incluso así también lo perciben la mayoría de los niños entrevistados. A la Fiscalía le pide que vele por la correcta determinación del interés superior del menor en estos procesos judiciales.

El informe incluye testimonios de maltratadas y de sus hijos, y uno de ellos, en concreto de una madre ha sido proyectado en un vídeo durante la presentación.  Esta madre ha relatado que, mientras que ella se sintió apoyada y protegida una vez que denunció a su agresor, a su hijo le desatendieron y 'nadie le tendió una mano'.

El delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, también ha intervenido en la presentación, donde ha insistido en que las políticas contra el maltrato 'no son de efecto inmediato' y ha mostrado la voluntad del Ejecutivo en continuar aprendiendo de Save The Children. En lo que va de año han muerto dos hijos de mujeres víctimas de violencia de género, uno de ellos menor de edad.