Público
Público

Secuestrado en Togo un barco con varios españoles a bordo

La embarcación es de bandera chipriota y fue secuestrado en el Golfo de Guinea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un buque petrolero con bandera chipriota y 23 marineros a bordo, entre ellos cinco españoles—cuatro de ellos gallegos, según informó la Xunta de Galicia— fue secuestrado este pasado miércoles por piratas en el Golfo de Guinea, a unas 60 millas de las costas de Togo, según informaron fuentes oficiales.

'Estamos seguros de que el ataque se produjo 120 kilómetros al oeste de Cotonú', declaró el jefe del Estado Mayor de la Marina de Benin, Maxime Ahoyo.

Ahoyo subrayó que, con los medios a su alcance, la Armada beninesa no fue capaz de intervenir para evitar el ataque.

Según la empresa propietaria del buque, el petrolero no tenía seguridad privada a bordo. La portavoz de la naviera, Sheena Campbell, explicó que no tiene ningún dato concreto porque no están en contacto con el barco, 'como es típico en esta situación'. Aseguró que la compañía cree que toda la tripulación está bien 'por las circunstancias del secuestro'.

La empresa se ha puesto en contacto con los familiares de los marineros españoles. La madre de uno de ellos, el gallego Manuel Bilbao, aseguró en RNE que la empresa le ha dicho que hay seis españoles a bordo. 'No tengo ninguna información, la empresa me llama de vez en cuando, pero no se sabe nada, cree que está en manos del Ministerio de Exteriores', indicó.

La portavoz de la empresa contó posteriormente en rueda de prensa que ya ha recibido el ofrecimiento del Ministerio de Exteriores español, así como de la Armada española y nigeriana para hacer frente a la situación. El Gobierno ya trabaja para que el secuestro termine 'cuanto antes', según afirmó el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui en Granada.

El petrolero se llama Matheos I, de 183 metros de eslora, fue construido en 2004, tiene bandera chipriota y a bordo viajan veintitrés tripulantes, cinco de ellos españoles procedentes de distintas comunidades autónomas, según la compañía.

La portavoz de la compañía informó de que en esta zona de África hace tan solo dos semanas se produjo un secuestro similar y que fue más un robo porque lo que 'normalmente quieren los piratas es la carga'. 'De este caso no sabemos nada y esperemos que acabe bien. Sólo no queda esperar', dijo la portavoz, quien hizo hincapié en que en este tipo de situaciones los piratas 'tardan dos o tres días en descargar la carga, roban lo que pueden y dejan ir a la tripulación y al buque'. 

Los piratas atacaron también un buque de bandera noruega en esas aguas mientras hacía una transferencia de carga, si bien los tripulantes se encerraron en la sala de máquinas y los intrusos acabaron por abandonar la embarcación.

Los actos de piratería han aumentado notablemente en los últimos meses en el Golfo de Guinea, de ahí que países como Estados Unidos y Francia desplegaran el pasado agosto barcos de guerra para ayudar a los países de la zona frente a esa amenaza. Hace dos semanas le pasó lo mismo a un barco griego que se llama Aegea Star.

El pasado mayo fueron liberados dos marineros españoles que permanecieron secuestrados durante 137 días por piratas somalís que asaltaron la embarcación Vega 5, de bandera mozambiqueña, al suroeste de las Islas Comoras, frente a las costas de Mozambique.

El barco no es de bandera española, han precisado las fuentes, que no han podido determinar de momento el pabellón, el tipo de embarcación ni cuándo exactamente fue secuestrado o por quiénes.