Público
Público

Los secuestrados en Tinduf están vivos

La facción de la banda terrorista en el Magreb tenía infiltrados en el campo de refugiados. No se han publicado las condiciones de su liberación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los cooperantes españoles secuestrados hace diez días en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia) están vivos. Así lo confirmó en la tarde de ayer un mediador a AFP. Esta fuente confirmó que la madrileña Ainhoa Fernández de Rincón, el mallorquín, Enric Gonyalons y la italiana Rosella Urru, se encuentran en manos del grupo terrorista de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

El mediador aseguró que los secuestradores informarán próximamente de las demandas que condicionarán la liberación de los cooperantes. Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores aseguraron que los miembros de una célula diplomática creada especialmente para este tipo de secuestros mantendrán hoy una reunión para buscar una solución a la liberación de los cooperantes que se encuentran retenidos en el desierto del norte de Mali, según confirmó el ministro de Exteriores marroquí, Fissi Fihri .

'Los combatientes de AQMI que fueron a los campos de refugiados del Polisario a participar en la operación de secuestro no estaban armados. Tenían cómplices en los campos, miembros y simpatizantes de AQMI, que proporcionaron las armas y se identificaron a los rehenes para su captura', dijo la fuente a la AFP. Fuentes policiales aseguran que el autor del secuestro es Moktar Belmokhtar, miembro del AQMI que también dirigió el secuestro de otros tres cooperantes españoles en Mauritania.

Hasta ayer, el Gobierno no había confirmado que Al Qaeda estuviera detrás del secuestro. De hecho, salvo las declaraciones que el mediador pone en boca de secuestradores del AQMI, esta organización no se ha atribuído públicamente la autoría del secuestro. Algunos expertos apuntan a que este tipo de secuestros suelen ser efectuados por grupos independientes del AQMI que venden a esta organización a sus víctimas.

Los cooperantes españoles pertencen a dos ONG especializadas en la ayuda a los refugiados del Sáhara Occidental. Fernández es miembro de la Asociación Extremeña de Amigos del Pueblo Saharaui y Gonyalons trabaja en la ONG vasca Mundubat (un mundo en euskera). La italiana Rosella Urru trabaja en el Comité de Cooperación Italiano para la Liberación de los Pueblos y llegó hace tres años a los campamentos de refugiados saharauis.

El rapato se produjo a medianoche del pasado 22 de octubre, cuando la la veintena de cooperantes que trabajan en Rabuni, en los campamentos del suroeste de Argelia, se encontraban ya descansando. En el forcejeo con los captores Gonyalons resultó herido leve y uno de los guardias del campamento fue herido de bala.