Público
Público

Seis familias completas y víctimas de casi toda España y otros diez países

La mitad de los 153 pasajeros del vuelo de Spanair residía en las Islas Canarias. El accidente ha dejado una lista de fallecidos estremecedora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos seis familias completas han perdido la vida en el trágico accidente áereo ocurrido ayer en el Aeropuerto de Barajas, que costó la vida a 153 personas, procedentes de todos puntos de España, además de otros diez países. La mitad de los pasajeros del vuelo de Spanair residía en las Islas Canarias, por lo que esta comunidad será la más afectada por la catástrofe.

En concreto, con los datos de los que se dispone hasta ahora, Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Navarra, Galicia, Cataluña, Extremadura, Asturias, Canarias, Madrid y Baleares tienen que lamentar víctimas mortales. Por lo que respecta a los ciudadanos extranjeros, eran originarios de Bulgaria, Suecia, Italia, Alemania, Francia, Brasil, Mauritania, Turquía, Gambia e Indonesia. Además, la desgracia pareció cebarse en la provincia castellano-anchega de Ciudad Real, de donde eran dos de las familias que perdieron a todos sus miembros.

Una de ellas, formada por un hombre de 48 años, su mujer de 44 y sus hijos de 19 y 16 años, procedía de Viso del Marqués, aunque residía en Madrid; mientras que la otra, formada por un hombre de 47 años, su esposa de 45 y sus hijas de 19 y 11, procedía de Almagro.

Dos familias eran andaluzas, de Jaén y de Málaga. La jiennense, procedente del municipio de La Guardia, la componían un hombre de 36 años, su mujer de 34 y la hija de seis años, y la de Málaga estaba formado por un matrimonio, y sus hijos de 12, 10 y cuatro años.

Otra de las familias completas de las que se tiene constancia era de origen alemán, procedente de Baviera, y hasta el momento sólo se sabe que estaba formada por el matrimonio y sus dos hijos. En el avión también perdieron la vida el concejal de Cultura del municipio gran canario de San Bartolomé de Tirajana, Laudencio García, su mujer y sus dos hijas.

No obstante, el número de familias completas que han muerto en el siniestro podría ser mayor, como ya lo apuntó esta mañana el presidente canario, Paulino Rivero. 'Son muchos canarios y sobre todo muchas familias completas, algunas que incluso con sus niños como premio de fin de curso habían viajado a la capital de España el lunes, para estar dos días y conocer los parques temáticos', afirmó.

Además, a falta de conocer el origen y procedencia de muchos de los 153 fallecidos, entre los que ya están ubicados hay muchas parejas y matrimonios.

Por el momento, se sabe que entre los pasajeros fallecidos y originarios de las Islas Canarias se encontraba una pareja de novios que volvía de unas vacaciones en Miami; un joven y su novia madrileña; una pareja de guardias civiles; una chica de 19 años y su bebé de un año; un niño de ocho años; un militar de 27 años que trabajaba en Madrid; una chica de 20 años y su hijo de tres meses, que viajaban junto al padre del pequeño, que iba a ser bautizado este fin de semana.

Según la lista de pasajeros hecha pública por Spanair, al menos 15 familias canarias han perdido a varios componentes en el avión que no logró despegar ayer hacia su destino, en Las Palmas.

Por lo que respecta al resto de comunidades, Castilla y León ha perdido a una joven pareja de salmantinos; un matrimonio de Palencia que iba a visitar a su hijo, auxiliar de vuelo en en Canarias; dos hermanos leoneses, de 23 y 19 años, que acompañaban a la mujer del primero, canaria, y al bebé de ambos; dos mujeres de Toro (Zamora) y un padre y una hija, a los que han sobrevivido la madre y la otra hija, que también viajaban en el avión.

De Castilla-La Mancha, además de las dos familias completas, también procedían dos chicas de Alameda de la Sagra (Toledo); una mujer de Castejón (Cuenca), residente en Madrid; y un hombre de 60 años, residente en Torralba de Calatrava, cuya mujer e hijo de ocho años, que también volaban en el avión de Spanair, se encuentran heridos.

Asimismo, en la Comunidad de Madrid por el momento se contabilizan las muertes de una mujer y su hija; un hombre, cuya pareja se encuentra desaparecida por el momento, y una chica que viajaba junto a su novio, canario. Además, muchas de las víctimas, procedentes de otras regiones, eran residentes en esta comunidad.

El resto de autonomías afectadas cuentan, hasta el momento, con una víctima cada una. Así, Navarra lamenta la muerte de un hombre de 61 años, que presidía la Confederación de Cooperativas Agrarias de España y la Unión de Cooperativas Agrarias de Navarra.

Galicia, por su parte, podría haber perdido a una vecina de Monforte de Lemos (Lugo), que viajaba con su madre, que se encuentra entre los 19 supervivientes, y de Extremadura era un joven de 22 años de Campanario (Badajoz), que residía en la localidad toledana de Alameda de la Sagra.

Además, el vicepresidente del Gobierno de Cataluña y presidente en funciones, Josep-Lluis Carod-Rovira, confirmó hoy que 'al menos' una de las víctimas mortales del accidente aéreo era catalana, si bien reconoció que 'probablemente' habrá más. En Baleares, por el momento se cuenta con el fallecimiento de un hombre, residente en la localidad de Portol.

Además de las víctimas españolas, el siniestro también ha sesgado las vidas de ciudadanos de otras diez nacionalidades. En concreto, se trata de una mujer búlgara, cuyo hijo era jugador del Real Madrid Cadete; una mujer sueca; un italiano; cinco alemanes (cuatro de ellos miembros de una familia); tres franceses; un brasileño; un mauritano; un turco; un gambiano, y un indonesio.

Además, una colombiana se encuentra herida y dos niños holandeses salvaron probablemente la vida gracias a que cambiaron de avión a última hora. Por lo que respecta a la tripulación del aparato siniestrado, por el momento se sabe que el comandante y su auxiliar de vuelo residían en Palma de Mallorca, una azafata era de origen asturiano y otro era onubense.