Público
Público

Sexto muerto del año por 'balconing' en Illes Balears

Un joven turista se precipita al vacío desde su hotel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un joven de nacionalidad italiana y 25 años de edad falleció tras precipitarse desde un balcón del séptimo piso del hotel de la Playa d'en Bossa (Ibiza) donde se alojaba, según informaron portavoces de la Policía Local de Sant Josep. Aunque la investigación del suceso aún no ha concluido, todo apunta a que se trata de una nueva víctima del fenómeno conocido como balconing, hábito adquirido por algunos jóvenes turistas de Illes Balears, quienes se lanzan a la piscina desde sus habitaciones de hotel o intentan alcanzar la habitación contigua saltando de un balcón a otro.

De confirmarse, sería la sexta víctima en lo que va de verano de esta peligrosa práctica. Hace sólo una semana, otro joven de 25 años perdía la vida al precipitarse desde un quinto piso de un hotel de Puerto Adriano, en el municipio mallorquín de Calvià, por culpa también del balconing.

El suceso se conoció después de que los servicios de emergencias de las islas recibieran poco después de las siete de la mañana el aviso de que una persona se había precipitado al vacío. El equipo sanitario de urgencias que llegó al lugar tan sólo pudo certificar el fallecimiento del joven, debido a las graves lesiones que había sufrido en la caída.

La polémica desatada este verano ha empujado a los hoteleros de Balears a plantearse nuevas medidas para evitar que los turistas salten de un balcón a otro o a la piscina. Este tipo de accidentes se vienen registrando todos los veranos desde hace unos años en Balears.

No obstante, el pasado agosto, los representantes de los hoteleros advirtieron que casos de jóvenes que saltan balcones los ha habido siempre y consideraban que no es que ahora haya más, sino que ahora se le da más publicidad al grabarlo en vídeo y emitirlo por internet. El problema es 'muy difícil' de controlar, porque los jóvenes lo hacen 'para hacerse ver', destacaba Juan José Riera, de la Federación Hotelera de Ibiza.

Los hoteleros han tratado el asunto con los principales touroperadores y han tomado medidas preventivas para dificultar esta práctica.