Público
Público

Siete marchas de indignados confluyen el sábado en Madrid

Medio millar de caminantes participan en las rutas que llegan mañana a los barrios. Fletan treinta autobuses para asistir a la manifestación del domingo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Un conjunto de individuos, entre los que abunda la diversidad, emprendió un largo camino hacia la dignidad y este mismo hecho se repitió en diversos puntos geográficos de la Península'. Así comienza la reflexión de los indignados de la marcha popular que llegará el próximo sábado a la Puerta del Sol, según consta en su blog.

Se ha cumplido un mes desde que un grupo de indignados se echara a la carretera en Valencia con destino a Madrid. Luego se sumaría media docena más de ciudades. Aquel 20 de junio nadie podía prever la dimensión que iba a adquirir la marcha, que hoy ya cuenta con 530 caminantes.

Miembros de las 104 asambleas de barrios de Madrid se unirán a las marchas

'Apelamos al comportamiento cívico de todos aquellos que participen durante esos días en las acciones y actividades de Madrid', insistieron ayer los organizadores de la marcha en una rueda de prensa convocada en la Puerta del Sol, donde persiste aún un centro de información del15-M. Los promotores recordaron que el movimiento propugna 'la acción directa y no violenta y un uso responsable de los espacios públicos'.

El hecho de que se haya confirmado la llegada de 30 autobuses desde distintas ciudades es un dato suficiente para creer que el centro de Madrid se llenará una vez más de indignados. 'Era inimaginable que hubiera gente capaz de coger una mochila, caminar cientos de kilómetros y demostrar que es posible hacer las cosas de otra manera, generando conciencia solidaria y de participación ciudadana', confiesan los impulsores de la idea.

Los organizadores apelan de nuevo a la responsabilidad y la no violencia

Los municipios de Majadahonda, Móstoles, San Martín de la Vega y Torrejón y los barrios de Vallecas y Hortaleza recibirán mañana a los caminantes. En cada una de las paradas están previstas actividades lúdicas y asambleas. Miembros de las 104 asambleas de barrios de Madrid también se incorporarán a la marcha en su último tramo y entrarán todos juntos, divididos en distintas columnas hacia el centro de la capital.

Todas las marchas convergerán en la Puerta del Sol a las 21 horas del sábado. Desde allí se conectarán por streaming con otras plazas de ciudades españolas y europeas donde ha habido acampadas. Así, por ejemplo, en Londres los indignados se reunirán en Trafalgar Square como apoyo a la concentración madrileña.

La manifestación del domingo todavía está a la espera de un lema, aunque los organizadores han confirmado que cada una de las marchas llevará reivindicaciones concretas.

La protesta tendrá lugar a las 18.30 horas, partirá desde Atocha y terminará en Sol. Aunque la afluencia de simpatizantes del movimiento a Madrid se prevé masiva, según los promotores, los organizadores no tienen programado repetir una acampada en Sol. 'No estamos trabajando en esa línea', dijeron en su comparecencia de ayer ante los medios.

Para los caminantes, la ruta acabará en Madrid el próximo domingo, pero el Movimiento 15-M ya mira al futuro: 'Apelamos a la imaginación. Estamos viviendo momentos mágicos, tengamos la fuerza para prolongarlos: sólo así aseguraremos nuestro futuro como movimiento', dicen los indignados.

Con esta protesta serán tres las grandes manifestaciones protagonizadas por el movimiento desde el pasado día 15 de mayo. La última fue el 19 de junio, cuando cientos de miles de personas se manifestaron en Madrid y otras ciudades. Y después del verano, el 15 de octubre, Democracia Real Ya ha convocado una nueva marcha que, en este caso, tendrá dimensión europea.