Público
Público

Sigue la búsqueda de tres desaparecidos por el temporal

La circulación de la línea de AVE entre Madrid y Valencia queda restablecida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los servicios de rescate prosiguen la búsqueda de tres desaparecidos a causa del fuerte temporal en Andalucía. Efectivos de la Guardia Civil y miembros de Protección Civil buscan a una mujer alemana que desapareció el pasado viernes, día del temporal, cuando se dirigía desde su casa, en Puerto Lumbreras, al mercadillo de Lorca. Según han informado fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias, la desaparecida, de la que no han trascendido más datos, vive en una finca en el término municipal de Puerto Lumbreras, y el pasado día 28 cogió su coche para trasladarse al vecino municipio de Lorca a comprar.

Los agentes también buscan a un hombre en el valle de Guadalhorce, en Álora (Málaga), y a una mujer británica de 52 años de la zona de Puebla Laguna en Vera (Almería), que también está siendo buscada por la costa por una patrullera de la Guardia Civil. 

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha restablecido la circulación, 'con total normalidad', de la línea de Alta Velocidad entre Madrid y Valencia en el inicio del servicio de este domingo después de que haya estado interrumpida desde las 5 de la mañana del sábado, entre la bifurcación de Xátiva y Chiva, por inundación en el tunel de Torrent, debido a las fuertes lluvias.

Adif ha tomado esta decisión después de que técnicos de mantenimiento hayan estado trabajando todo el día del sábado en la evacuación de agua y en el acondicionamiento de la infraestructura para el restablecimiento del servicio. Así, desde las 5.00 horas, los trenes de la línea de Alta Velocidad Madrid-Valencia han estado circulando sólo hasta Albacete, desde donde continuaban el viaje por línea convencional hasta Valencia, utilizando trenes de ancho variable, que permiten la transición entre los dos tipos de vía sin necesidad de trasbordos y acumulando retrasos medios de 70 minutos.

En Murcia, cinco de las nueve carreteras de la red autonómica que permanecían cerradas han reabierto al tráfico, aunque recomiendan máxima precaución porque aún no se encuentran en perfecto estado, según han informado fuentes del Gobierno regional

La situación más complicada de la red autonómica de carreteras sigue encontrándose en Lorca y Puerto Lumbreras. El Servicio de Conservación ha trabajado intensamente durante el sábado y se ha podido abrir al tráfico las vías D-7, D-11, D-17, D-19 y D-26, pero se recomienda a los ciudadanos que necesiten transitar por ellas que tengan la máxima precaución en la conducción porque aún no se encuentran en perfecto estado.

La Consejería ha decidido abrir estas vías para poder facilitar la movilidad a los ciudadanos de la zona y para que tengan vías alternativas para el desplazamiento, pero aconseja que aquellos que necesiten utilizarlas lo hagan con cautela y que extremen las medidas de seguridad. Por contra, las carreteras de tercer nivel D-10 y D-12, así como la RM-621 continúan cortadas, aunque se sigue actuando sobre ellas.

Siguen abiertas la RM-620 y la RM-11 (Lorca-Águilas), vías regionales están sirviendo de alternativa de las carreteras de gran capacidad A-7 y AP-7. Asimismo, continúa la normalidad en las vías autonómicas que discurren por el Campo de Cartagena, Altiplano y Vega del Segura. Por último, la carretera RM-517, que discurre entre Cehegín y Caravaca de la Cruz, continúa cerrada y se recomienda utilizar la RM-15 como alternativa, pues ésta discurre en paralelo a la de Cehegín-Caravaca. Además, sigue cortada la vía RM-C-20, que discurre entre Mula y Camino del Curtis.

Por otra parte, la alcaldesa de Totana, Isabel María Sánchez Ruiz, convocará un pleno extraordinario para solicitar la declaración de zona catastrófica al municipio y la puesta en marcha de un plan de ayudas para los afectados por las inundaciones por las lluvias de ayer. Sánchez Ruiz ha manifestado su compromiso con los vecinos, agricultores y propietarios de zonas rurales que han visto como en unas horas se han destrozado sus propiedades por las el desbordamiento de las ramblas y del río Guadalentín.

Por este motivo, según ha apuntado la regidora, se va a solicitar al Gobierno de la Nación que declare la zona como catastrófica, ya que se necesitan más recursos que los municipales para que todo vuelva a la normalidad, según han informado fuentes municipales en un comunicado. Además, ha asegurado que se van pedir a todas las instancias, tanto regional, estatal y Unión Europea, que se establezcan ayudas económicas para los damnificados, además de un plan de recuperación de viales de la localidad, entre otras acciones.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, cifró qyer en 4.000 los inmuebles 'gravemente dañados' y que se han visto afectados de una u otra manera por las inundaciones que han tenido lugar en Almería y ha indicado que la 'prioridad' del Ejecutivo es que se puedan 'reparar' los daños en las propiedades privadas e infraestructuras viarias, así como restablecer los servicios básicos como el suministro de agua y luz, o las comunicaciones por voz y datos.

Báñez también anunció que 70 efectivos de la Brigada de la Legión Alfonso XIII, con base en Viator (Almería), se incorporaron en la tarde de ayer al dispositivo de limpieza y reconstrucción activado a consecuencia de la gota fría que ha dejado precipitaciones de hasta 200 litros por metro cuadrado en la comarca del Levante, y en especial en la zona de Vera.

Estos 70 militares se incorporan a las labores que ya desarrollan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Policía Local, Protección Civil y retenes de la Juntan de Andalucía en la zona, en la que aún continúa desaparecida una mujer de 52 años y de nacionalidad británica, identificada como D.D., a quien una avenida de agua arrastró hacía el mar. Del contingente de la legión, 20 integrantes son del cuerpo de ingenieros. Concretamente, su cometido se va a centrar en la limpieza de calles, rambla y red viaria, así como el apuntalamiento de la cimentación de las viviendas que se han visto afectadas por la tromba de agua que ha azotado el municipio veratense.