Público
Público

Sindicalistas entran en la sede del Govern para denunciar los recortes

Fabra pide "comprensión" y dice que es "el momento de apretar los dientes"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los recortes anunciados por el Govern han recibido por respuesta las protestas de decenas de personas que este viernes se han concentrado frente al Palau de Fuentehermosa, la sede del Ejecutivo valenciano, para reclamar la dimisión del consejero de Hacienda y Administración Pública, José Manuel Vela.

Antes de que comenzara la rueda de prensa posterior al pleno del Consell unas 50 personas que portaban banderas de los sindicatos UGT, CCOO, IV, CSI-F, Anpe y Satse han conseguido acceder al edificio y han subido por las escaleras que llevan a distintos despachos y dependencias de la Conselleria de Presidencia, con el objetivo de denunciar medidas como la reducción de la jornada de los interinos hasta las 25 horas semanales, con el consiguiente recorte en el salario, o la suspensión de las aportaciones a los planes de pensiones.

El president de la Generalitat, Alberto Fabra, ha lamentado haber 'tenido que tomar medidas muy complicadas' para 'reducir el gasto'. 'Es el momento de apretar los dientes, cerrar los puños y seguir adelante', ha dicho el president. 

'Espero contar con su comprensión, sé que es difícil porque son medidas muy dolorosas', pero 'tenemos que trabajar todos de forma conjunta y mirar hacia adelante y sobre todo, entender que estas medidas son provisionales', ha insistido Fabra.

Los recortes llegan cuando los colegios concertados de la Comunidad Valenciana están en una situación límite. La Generalitat les debe ya una cantidad que ronda 50 millones de euros y las necesidades básicas de dichos centros están en peligro. Y es que el País Valencià, como Castilla-La Mancha y Balears, lleva sin pagarles las partidas del gasto corriente y las nóminas del personal de servicios desde junio.