Público
Público

Los sindicatos aplazan la huelga de funcionarios al 8 de junio

Lo hacen para que el Gobierno explique con detalle a qué colectivos de empleados públicos afectará el recorte salarial y también por los plazos legales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los sindicatos han decidido retrasar la convocatoria de la huelga de funcionarios, inicialmente prevista para el día 2 de junio, hasta el día 8 del mismo mes, tras reunirse durante este lunes los representantes de CCOO, UGT y CSI-CSIF. La idea es dar tiempo al Gobierno para que explique con detalle a qué colectivos de empleados públicos afectará el recorte salarial y también por plazos legales.

La decisión ha sido anunciada por los responsables de los servicios públicos y de la ciudadanía de CCOO, Enrique Fossoul; de UGT, Rafael Espartero, y del sindicato de funcionarios CSI-CSIF, Miguel Borra, quienes advirtieron de que habrá más movilizaciones si el Gobierno no reflexiona y rectifica en esta medida que calificaron de 'injusta'.

'El cambio de fecha inicial es debido, tanto a la demora de la convocatoria de la Mesa General de Negociación de las AAPP, como al retraso del Consejo de Ministros para la aprobación del mencionado decreto ley, lo que ocasiona el desconocimiento de los colectivos realmente afectados por la medida. Todo ello afectará a los plazos legales de las convocatorias de huelga', sostienen los sindicatos. 

Fossoul aseguró que el Gobierno les ha convocado a la Mesa General de la Función Pública el próximo jueves por la mañana para explicarles las medidas del real decreto que afectan al sector público que previsiblemente será aprobado ese mismo día en el Consejo de Ministros.

No obstante, los tres dirigentes sindicales mostraron su firmeza en mantener las movilizaciones del día 20 por la tarde, para que los empleados públicos puedan acudir con mayor facilidad y las convocatorias reciban más apoyo.

En otra reunión, UGT y CCOO tienen previsto mantener sendas reuniones internas para analizar el paquete de medidas de ajuste aprobado por el Gobierno la pasada semana. La organización liderada por Cándido Méndez reunirá a su Consejo Confederal a partir de las 16.30 de la tarde, mientras que la Comisión Ejecutiva de CC.OO. lo hará a partir de las 17.00 de la tarde.

Esta decisión llega el mismo día en el que el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, se ha mostrado de nuevo molesto con el tijeretazo impuesto por el Ejecutivo al gasto social. Especialmente crítico ha sido con la congelación de parte de las pensiones planteada por el Gobierno, que para Toxo supone un 'atraco'.

En una entrevista concedida a Onda Cero, Toxo se ha referido también a las declaraciones del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en las que aseguraba que las pensiones van a mantener 'su poder adquisitivo en esta legislatura'. Para el secretario general de CCOO, lo ilógico sería que las pensiones se bajaran con carácter retroactivo.

Toxo ha calificado de 'atraco' las medidas del Gobierno en materia de pensiones

El secretario general de CCOO ha querido incidir en que la pensión media en España es de 870 euros, lo que quiere decir que hay mucha gente por debajo de esa cantidad y próxima a los umbrales de la pobreza.

Toxo comentó también las palabras del ministro de Fomento, José Blanco, quien pidió a los sindicatos que la respuesta que den a los recortes salariales de los empleados públicos 'sea proporcionada', y señaló que la primera respuesta será la huelga del 2 de junio.

Sobre la reforma laboral, Toxo subrayó que prefiere y que se esforzará en llegar a un acuerdo con las organizaciones empresariales antes que con el Gobierno, un acuerdo 'que es posible, aunque difícil'. Toxo no descartó ningún escenario de reproche al Gobierno, incluida la huelga general, y añadió que si se pone en marcha tendrá éxito.

Además, se mostró convencido de que el Gobierno continuará adoptando medidas, y abogó por una reestructuración de impuestos, ya que a falta de una reforma fiscal que exige consenso sí se puede tomar alguna medida transitoria para la crisis.

Por su parte, desde UGT se duda del Gobierno sobre su fiabilidad para ser un interlocutor en el proceso de diálogo social. Así lo ha expresado el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, quien ha mostrado sus 'serias dudas' ante la actitud del Ejecutivo. 

UGT duda del Ejecutivo como un interlocutor fiable en el proceso de diálogo social

Ferrer, que participaba en la presentación del Anuario de relaciones laborales 2010-UGT, ha calificado las medidas del Gobierno como 'injustificables, injustas y estériles', incumpliendo la declaración del diálogo social de julio de 2008, con lo que 'queda en entredicho' su finalidad como interlocutor. 

Ferrer señaló que se ha pasado 'del rescate del sistema financiero al del abandono del rescate de la sociedad', situación que se reflejará en el diálogo social, cuya situación afirmó que es 'diametralmente distinta' a la del año pasado porque hay un 'alto grado de dramatismo', por lo que dudó de su desenlace.

También avanzó que el consejo confederal de UGT decidirá esta tarde si habrá una huelga general por el recorte del Gobierno, y el Comité Confederal tomará 'la decisión final' la semana que viene porque, señaló Ferrer, UGT no va a renunciar a 'ningún instrumento de respuesta democrática'.

 El paro general del sector público previsto para el 2 de junio se retrasa al día 8, según acordaron hoy los tres sindicatos de la Función Pública, CCOO, UGT y CSIF, para que el Gobierno explique con detalle a qué colectivos de empleados públicos afectará el recorte salarial y también por plazos legales.

Así lo aseguraron hoy los responsables de los servicios públicos y de la ciudadanía de CCOO, Enrique Fossoul, de UGT, Rafael Espartero, y del sindicato de funcionarios CSI-CSIF, Miguel Borra, que advirtieron de que habrá más movilizaciones si el Gobierno no reflexiona y rectifica en esta medida que calificaron de 'injusta'.