Público
Público

Sindicatos, padres y estudiantes abandonan el Consejo Escolar

Protestan por no admitirse a trámite un informe alternativo del sindicato de profesores STES al anteproyecto de ley de reforma educativa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varias organizaciones de trabajadores de la enseñanza, representantes de los estudiantes y la Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) han abandonado hoy el pleno del Consejo Escolar del Estado (CEE) como protesta por no admitirse a trámite un informe alternativo del sindicato STES a la reforma educativa.

'Ha sido la gota que ha colmado el vaso; llevamos un mes sin participación, no se nos tiene en cuenta en nada y, para colmo, en el momento de máxima participación, que es un Consejo Escolar, hay un atentado, en este caso un ataque a la libertad de expresión', ha denunciado el secretario general de Enseñanza de CCOO, José Campos.

Han dejado la reunión los representantes de esos dos sindicatos, además de los de FETE-UGT, Intersidical Galega y ELA; la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (Canae) y el Sindicato de Estudiantes, además de Ceapa y parte de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). El pleno del CEE (máximo órgano consultivo de la enseñanza no universitaria) está discutiendo el dictamen de la ponencia aprobado por la Comisión Permanente sobre el anteproyecto de Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), remitido por el Gobierno. El Consejo tenía previsto debatir también cinco informes alternativos presentados por Ceapa y Canae (conjuntamente), CCOO, FETE-UGT, Intersindical Galega y el Consejo Escolar del País Vasco, en los que se rechaza abiertamente la reforma educativa.

Sin embargo, la Presidencia no admitió la tramitación del informe propuesto por STES, lo que este sindicato considera una 'censura'. La Presidencia se basa, según STES, en la opinión de la Abogacía del Estado, que considera que el informe de este sindicato 'no cumple' el requisito de ser 'respetuoso' y sus afirmaciones 'superan la necesaria neutralidad de la institución', en el caso de que el Consejo lo aprobara como alternativa al informe de la ponencia.

STES defiende la libertad de expresión dentro del Consejo Escolar

'Hemos abandonado el pleno no para defender el informe de STES, sino simplemente para defender el derecho a la libertad de expresión de todos los consejeros, cosa que ha cercenado de forma muy grave el presidente [Francisco López Rupérez]', ha opinado el portavoz de ese sindicato, Augusto Serrano. Para Serrano es un asunto 'completamente absurdo', porque en la democracia el respeto consiste en que se presenten los informes alternativos, en este caso en el Consejo Escolar, que se puedan expresar las opiniones que libremente se quieran y, después de un debate y una votación, se apruebe el informe que se considere pertinente, ha argumentado.

Según Campos, ésta es la manera en que el ministro de Educación, José Ignacio Wert, 'no sólo recorta condiciones laborales, de calidad y equidad educativa, sino libertades, que es el problema de hoy en el Consejo Escolar'. La Abogacía del Estado fundamenta su informe en expresiones del documento propuesto por STES, entre las que cita la palabra 'contrarreforma' como de 'marcado contenido ideológico-político'.'El preámbulo del anteproyecto (...) rezuma ideología neoliberal mercantilista mezclada con rancios principios de la época franquista', según otra de las frases del informe de STES mencionadas por la Abogacía del Estado, que ha emitido su dictamen a petición de la Presidencia del CEE.

Por su parte, Rupérez ha calificado de 'grave incidente' el abandono de la reunión por parte de sindicatos, asociaciones de estudiantes y de padres y ha resaltado que esto no invalida la constitución ni las decisiones del pleno porque se supera el quórum exigido de la mitad más uno de los consejeros.

El presidente del Consejo ha argumentado que el sindicato STES 'no se ha sujetado a las normas de respeto' que imponen las reglas por las que se rige dicho organismo.'Me he visto en la necesidad, invocando el principio de seguridad jurídica y de legalidad, de no aceptar ese texto alternativo porque no era respetuoso', ha enfatizado.

'Ninguna libertad es absoluta en una sociedad democrática', señala el presidente del ConsejoAsimismo, ha asegurado que en el documento del STES había 'comentarios ofensivos, expresiones de desprecio' y ha precisado que se dio al sindicato la 'oportunidad' de efectuar las correcciones pertinentes, como regula el reglamento, pero no lo hizo; mientras que otro sí accedió a unas 'sencillas correcciones' y se admitió su informe alternativo para ser debatido.

Por último, se ha mostrado defensor 'indiscutible' de la libertad de expresión, pero 'ninguna libertad -ha matizado- es absoluta en una sociedad democrática'.'De conformidad con la opinión de la delegación de la Comisión Permanente y con el informe del Abogacía del Estado -ha insistido-, ese texto no era respetuoso con la institución ni con otros sectores' educativos. Preguntado sobre si habría una reunión extraordinaria del pleno para tratar nuevamente la reforma educativa, ha señalado que corresponde al Gobierno decidir si necesita recabar de nuevo la opinión del Consejo.

Wert: 'El informe no puede convertirse en un panfleto o en un manifiesto político'

Precisamente, el responsable del Gobierno en materia educativa, el ministro José Ignacio Wert, también ha criticado el acto de protesta de sindicatos, padres y alumnos, en unas declaraciones realizadas al término de la Conferencia Sectorial de Política Universitaria. Tras aclarar que él no es miembro del CEE, ha defendido que el Consejo 'tiene un reglamento que establece la forma en que se tienen que presentar las propuestas y ese reglamento indica que los textos tienen que ser respetuosos'. 'Y el informe presentado por ese sindicato [STES] es cualquier cosa menos respetuoso', ha opinado el ministro de Educación, que tildó el informe como un conjunto de 'puntos que responden a sus confesiones ideológicas'. 'No se puede convertir el informe alternativo en un panfleto o en un manifiesto político', ha concluido.