Público
Público

Los sindicatos preparan ya una huelga general que "parece inevitable"

Desde el punto de vista de los empresarios esta convocatoria "no soluciona nada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los responsables de Organización, Comunicación, Acción Sindical y Empleo de todas las federaciones y territorios de CCOO pusieron en marcha los preparativos para la convocatoria de una huelga general en España, al considerar que ésta 'parece inevitable', según anunció este viernes el sindicato.

La CEOE mostró su 'respeto' a la decisión del sindicato de iniciar los preparativos para convocar una huelga general pero desde el punto de vista de los empresarios esta convocatoria 'no soluciona nada' en estos momentos, además la patronal aseguró que España no está preparada para ello.

La organización dirigida por Ignacio Fernández Toxo celebró este viernes en Madrid dos reuniones plenarias de carácter extraordinario para iniciar dichos preparativos, a las que asistieron unas 150 personas. 'Lo que hemos hecho hoy ha sido poner la maquinaria en marcha por si tenemos que convocar una huelga general , para que todo esté engrasado', explicó el responsable de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano.

El sindicato, que no precisó la fecha que se baraja para la huelga general, justificó la posibilidad de ir a esta movilización por el contenido del plan antidéficit , que consideró 'injusto, desequilibrado y antieconómico', así como 'algunos contenidos que se van conociendo de la reforma laboral'. Hasta ahora, trascendió que el decreto que llevará el Gobierno al Consejo de Ministros del próximo día 16 podría incluir la extensión del contrato indefinido con despido de 33 días y facilitar los despidos en las empresas que aleguen estar atravesando una mala situación económica, supuesto en el que se considerarían procedentes y la indemnización se reduciría a 20 días.

'Lo que hemos hecho hoy ha sido poner la maquinaria en marcha'

Lezcano cree que el Gobierno está 'escuchando más por el oído derecho que por el izquierdo', al no atender a las reivindicaciones sindicales para evitar el abaratamiento del despido y hacer caso de lo que demandan los empresarios para la reforma del mercado laboral. El responsable de Comunicación de CCOO consideró que lo que se va conociendo de la reforma y el hecho de que se haya puesto una fecha para aprobarla con o sin acuerdo puede llevar a pensar a que la CEOE 'le va a ser más fácil' asumir el contenido del decreto del Gobierno que lo que resultaría de una negociación en la que los empresarios tendrían que realizar esfuerzos para llegar a un acuerdo.

Por último, CCOO pondrá en marcha una campaña de información 'paciente, razonada e intensiva' para explicar en los centros de trabajo y a la sociedad las razones de huelga. Además, se acordó ratificar la estrategia de movilización unitaria junto a UGT y desarrollar un plan organizativo para hacer llegar a los afiliados y a todos los centros de trabajo el análisis y las alternativas del sindicato.

De materializarse, ésta sería la sexta huelga general de la democracia y la quinta que se le haría a un Gobierno socialista.

El primer paro general de la historia democrática española, convocado en solitario por CCOO, tuvo lugar el 20 de junio de 1985 contra el recorte de las pensiones de jubilación aprobado por el Gobierno de Felipe González. Después, la segunda, que paralizó el país, fue convocada por CCOO y UGT el 14 de diciembre de 1988 para protestar contra el abaratamiento del despido y la generalización de los contratos 'basura' para los jóvenes.

Esta sería la quinta huelga general que se le haría a un Gobierno socialista

Tras el éxito de esta convocatoria, el Ejecutivo de Felipe González retiró la reforma prevista y elevó el gasto social. Igualmente, ambos sindicatos le hicieron dos huelgas más a Felipe González: una de media jornada el 20 de mayo de 1992 por el recorte de las prestaciones por desempleo, y otra de 24 horas el 27 de enero de 1994 contra la reforma laboral diseñada por el Gobierno.

La quinta huelga general de la democracia fue el 20 de junio de 2002 contra un Gobierno del PP. José María Aznar, que llegó al poder en 1996, aprobó el llamado 'decretazo', por el que se modificaba la cobertura a los parados y se reducían los costes del despido mediante la eliminación de los salarios de tramitación.

La norma fue cambiada parcialmente durante su paso por el Congreso unos meses después de la huelga.

Por su parte, la CEOE mostró su 'respeto' a la decisión del sindicato de iniciar los preparativos para convocar una huelga general pero desde el punto de vista de los empresarios esta convoctoria 'no soluciona nada' en estos momentos.

'España no está para una huelga general, porque una huelga general no soluciona nada', aseguraron fuentes de la patronal que quisieron dejar patente su 'respeto' a que los sindicatos ejerzan el derecho a huelga. Eso sí, insistieron en que no es la solución en estos momentos.