Público
Público

Los sindicatos rechazan la regla de gasto y piden un referéndum

Narbona sugiere que la consulta sería posible si hubiese un "acuerdo suficientemente amplio"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

CCOO y UGT expresaron a través de una nota conjunta su intención de convocar movilizaciones para protestar contra la reforma de la Constitución que Gobierno y PP quieren llevar a cabo para fijar un límite de déficit, iniciativa que estudiarán 'con la máxima urgencia'. Los sindicatos manifestaron su 'extrema preocupación y firme rechazo' a la medida de 'constitucionalizar el déficit cero', algo que, a su juicio, pondría 'en grave riesgo' el mantenimiento de las prestaciones básicas del Estado del bienestar.

También exigieron al Gobierno que someta a referéndum dicha reforma, ya que consideran inaceptable que un cambio de este calado se pretenda hacer 'en menos de 15 días, en pleno periodo de vacaciones, sin debate político alguno y sin tener en cuenta las opiniones de las organizaciones sociales'.

Izquierda Unida anima a protestar contra la fijación de la regla de gasto

La reforma cuenta, sin embargo, con el respaldo de la CEOE y Cepyme. Ambas organizaciones la consideran 'indispensable para la buena marcha de toda economía' y subrayan que la regla de gasto 'garantiza una permanente situación de solvencia en las cuentas públicas a todos los niveles'.

En el debate sobre el referéndum terció Cristina Narbona, exministra socialista, embajadora española ante la OCDE y miembro destacado del equipo de campaña del candidato del PSOE a la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba. Narbona aseguró en una rueda de prensa en Santander que existe la posibilidad de que se lleve a cabo un referéndum, pero que para ello es necesario que exista un 'acuerdo lo suficientemente amplio en el debate parlamentario'. La exministra confió en que el debate 'se produzca en unos términos que incluyan una flexibilidad suficiente' respecto de la fijación de un límite de gasto.

Llamazares pide a los críticos del PSOE que voten en conciencia

Al igual que los sindicatos, el coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, anunció la intención de su partido de iniciar conversaciones entre los distintos agentes sociales para realizar movilizaciones contra la reforma y organizar una campaña a favor del referéndum.

'Ante este grave ataque contra los derechos sociales, no queda otro camino que la movilización'. Con esta contundencia se expresó Lara en una carta que envió a todas las organizaciones políticas, sociales y sindicales.

Ante la pregunta de si contactará con los socialistas disidentes, Lara aclaró que no tiene intención de influir en las decisiones de los diputados. 'Ya somos mayorcitos y sabemos lo que tenemos que votar', así que, 'por respeto a las formaciones', no van a hacer lo que denominó 'entrismo' en los partidos en busca de votos.

Esta declaración, sin embargo contrasta con la posición expresada el miércoles por el diputado de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, que mismo volvió a instar a los parlamentarios del PSOE a que se rebelen frente a la reforma. Si todos actuaran 'en conciencia', al margen de la disciplina de partido, la reforma no saldría adelante, subrayó. Por ese motivo emplazó directamente a los socialistas críticos con la reforma a ser coherentes y oponerse a los planes del Gobierno.