Público
Público

Los sindicatos sanitarios de Madrid convocan una nueva 'marea blanca' para el próximo domingo

Afem convocará de nuevo una huelga indefinida y los directores de centros de Atención Primaria que no han dimitido remitirán a la Consejería su desacuerdo con la privatización de centros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las batas blancas de Madrid tienen una nueva cita el próximo domingo, 13 de enero. Los sindicatos sanitarios de la Mesa Sectorial (CSIT-UP, CCOO, UGT, USAE, AMYTS y SATSE) han convocado para ese día una manifestación, prevista para las 12.00 horas y que transcurrirá desde la plaza de Colón hasta la sede del Ministerio de Sanidad que preside Ana Mato. 

Las causan que han motivado esta segunda marea blanca del año son las mismas que provocaron la revuelta de los últimos meses en la comunidad. 'Queremos reforzar la idea de que la sanidad pública sigue en lucha, a pesar de que el Gobierno regional ya haya aprobado la Ley de Presupuestos', señalan fuentes de CSIT-UP. 

A esta protesta se une también la Asociación de Facultativos y Especialistas de Madrid (Afem) y la Plataforma de Equipos Directivos de Centros de Salud, que hoy han celebrado sendas asambleas en las que han acordado convocar otra vez una huelga indefinida de médicos y remitir una nueva carta a la Consejería de Sanidad, respectivamente.

En el primer caso, Afem, que mantuvo la convocatoria de paros durante cuatro días a la semana durante más de un mes, volverá a llamar a los médicos a la huelga dentro de un plazo aproximado de dos semanas. Esta vez se parará sólo un día por semana, aunque también de forma indefinida, salvo que la Comunidad de Madrid dé marcha atrás en el proceso de 'externalización' de centros, informa Europa Press. El presidente de Afem, Pedro González, ha remarcado que no se van 'a apear del burro' y van continuar con las movilizaciones en oposición frontal a la privatización. Además, el colectivo se encuentra ahora a la búsqueda de un bufete de abogados que les ayude a denunciar, en los tribunales si fuera necesario, las presuntas irregularidades de los centros públicos de gestión privada o externalizada.

Respecto a los directores de centros de salud, la asamblea ha acordado que, en esta ocasión, serán los directivos de centros de Atención Primaria que no han presentado su dimisión los que hagan llegar al equipo de Javier Fernández Lasquetty su desacuerdo con el Plan de la Comunidad para la sostenibilidad del sistema sanitario que incluye la 'externalización' de servicios en 27 ambulatorios.

'La Comunidad se ha excudado en que los equipos directivos que presentamos nuestra renuncia eran menos de la mitad y ha insinuado que esto nos había dividido', ha expuesto Paulino Cubero, portavoz de la Plataforma [en la imagen (izda), junto a otro de los portavoces de la organización, Alejandro Tejedor (dcha). EFE]. 'Con esta medida, queremos demostrar que no es así, que seguimos unidos aunque llevemos ritmos diferentes y que, aunque algunos no dimitan, tampoco están conformes con el Plan aprobado', ha añadido.

Por ello, 60 equipos de profesionales de los centros de salud llevarán a cabo una nueva recogida de firmas que remitirán a la Consejería para mostrar su apoyo a los compañeros que ya lo han hecho y su rechazo a la privatización de centros.

EFE

El consejero madrileño de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha achacado hoy las nuevas convocatorias de huelga, anunciadas por Amyts y Satse -por un lado- y Afem -por otro-, a la 'rivalidad entre dos sindicatos médicos', lo que ha calificado de 'sencillamente impresentable'. Así lo ha manifestado en declaraciones a Efe, después de que hoy se conocieran las nuevas convocatorias, que a juicio del consejero constituyen 'una enorme irresponsabilidad' y son 'enteramente injustificadas'.

Para Fernández-Lasquetty, 'no hay motivos, no los había en la anterior huelga y mucho menos ahora, para volver a meter más conflictividad en la sanidad pública y perjudicar a los pacientes'. A su juicio, 'la verdadera causa' de estas convocatorias es 'la rivalidad entre dos sindicatos médicos', Amyts y AFEM, y 'esa lucha entre sindicatos parece que se a va a hacer a costa de la atención sanitaria a los madrileños'.

También considera 'incomprensible' el comportamiento de AFEM, que ayer mismo mantuvo una reunión con la viceconsejera de Sanidad. Sin embargo, lo que envían, ha continuado Fernández-Lasquetty, es 'un anuncio de conflicto y, por tanto, de más operaciones suspendidas, más consultas canceladas y más ciudadanos madrileños que, cuando necesitan atención por parte del personal sanitario, no la van a encontrar'. A su juicio, estas convocatorias suponen 'romper la baraja por sus propios y exclusivos intereses sindicales'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.