Público
Público

Los sindicatos tantean este domingo el éxito de la huelga general

Celebran sus primeras manifestaciones tras la convocatoria pese a las críticas recibidas por coincidir con el 11-M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los principales sindicatos españoles CC.OO. y UGT celebran este domingo manifestaciones en las 60 principales ciudades españolas para protestar contra de la reforma laboral y los recortes del Gobierno en las primeras desde desde la convocatoria de una nueva huelga general para el 29 de marzo, por lo que servirán para medir la respuesta de los ciudadanos al anuncio de los sindicatos.

Además, las marchas están marcadas por coincidir con los actos de conmemoración por el octavo aniversario de los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004. Durante toda la semana, algunas asociaciones de víctimas y políticos de la derecha han criticado con dureza a los sindicatos por este hecho.

Las manifestaciones de este domingo se enmarcan en la estrategia de movilizaciones crecientes iniciada en febrero por los sindicatos para forzar al Gobierno a corregir la reforma laboral, y tienen como acto central una marcha por Madrid a la que asistirán los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez.

Los sindicatos dieron el primer paso en este plan de movilizaciones el domingo 19 de febrero, con marchas en 57 ciudades españolas que lograron un apoyo masivo de los ciudadanos bajo el lema 'No a la reforma laboral injusta, inútil e ineficaz', consigna que se mantendrá para esta ocasión.

Menos de un mes más tarde, el Gobierno no ha cedido a las peticiones de las centrales sindicales y ha logrado la convalidación del real decreto de reforma laboral en el Congreso de los Diputados, con el apoyo de CiU, UPN y FAC.

La negativa del Gobierno a negociar y la apertura del trámite parlamentario de la reforma laboral como proyecto de Ley ha llevado a los sindicatos a convocar una nueva huelga general el próximo 29 de marzo, la sexta de 24 horas en la historia de España, con la que tratarán de forzar al Ejecutivo a que introduzca cambios en la norma durante el debate de enmiendas en el Congreso de los Diputados.

Según indicaron los secretarios generales de CC.OO. y UGT, el Gobierno ha hecho "inevitable" esta huelga general, que "no es un fin, sino un medio", por lo que no supondrá el final del conflicto abierto si el Ejecutivo se mantiene en sus tesis y no cambia la reforma laboral.

Por otro lado, los sindicatos han asegurado que el 29-M tiene "avales fuertes" y confían en que logre tener gran repercusión. Hasta la fecha, las movilizaciones de febrero lograron un apoyo ciudadano que, en el caso de Madrid, fue superior al recibido en la manifestación convocada en la capital con motivo de la anterior huelga general del 29 de septiembre de 2010.

La convocatoria ha sido fuertemente criticada durante estas semanas tanto por algunas asociaciones de víctimas y por la clase política más conservadora ya que coincidirá con la conmemoración de los atentados del 11-M. Se da el hecho de que uno de los principales actos en memoria de los fallecidos en los atentados tiene lugar en la plaza de Atocha, a escasos metros de la manifestación de los sindicatos, que transcurrirá entre la Plaza de Neptuno y Alcalá.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha llegado a calificar de "infamia" esta convocatoria sindical, alegando que los sindicatos  "tienen otros 364 días para manifestarse con todo el derecho del mundo pero el 11 de marzo debe ser de recuerdo para las víctimas".

Sin embargo otras asociaciones, como la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, presidida por Pilar Manjón y mayoritaria entre las víctimas de los atentados de Madrid, no ve ningún inconveniente en que cada uno exprese sus reivindicaciones. 

"No elegimos el 11 de marzo, nos lo impusieron, hemos hecho de él nuestro día y así lo mantendremos contra viento y marea (...), pero creemos firmemente que no tenemos propiedad exclusiva sobre esa fecha", aseguraba Manjón, que en una charla digital en Público.es añadía que "a las 12 juega el Atlético y no se quién más...... Y nadie ha dicho nada".

Las críticas también han llegado desde la clase política, ya que tanto el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, como el del Interior, Jorge Fernández Díaz, pidieron a los sindicatos que cambiaran la fecha de la protesta y les reprocharon empañar con sus reivindicaciones esta jornada de recuerdo a los fallecidos.