Publicado: 14.10.2014 13:09 |Actualizado: 14.10.2014 13:09

Los soberanistas defienden la nación catalana en la Eurocámara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los soberanistas catalanes han defendido este martes en un evento en el Parlamento Europea la nación catalana y el derecho a decidir su futuro político. En el acto, impulsado por los eurodiputados Ramon Tremosa (Convergència Democràtica de Catalunya), Josep Maria Terricabras (Esquerra Republicana de Catalunya) y Ernest Maragall (Nova Esquerra Catalana), participaron expertos y miembros de la sociedad civil catalana y también políticos como el alcalde de Vic Josep Maria Vila d'Abadal, también presidente la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI).

"El camino hacia la independencia catalana ha sido un movimiento del pueblo y no con un origen político", señaló Vila d'Abadal. Por su parte, Ernest Maragall apuntó que el objetivo de los catalanes ha de ser "demostrar que el pueblo está unido y mostrar esa unidad de los catalanes para ser una nación de Europa", apuntó Ernest Maragall.

Sobre el anuncio de más de que no habrá referéndum como tal el 9 de noviembre pero sí consulta a la ciudadanía, Carme Forcadell, presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) llamó "a seguir trabajando y a mantener la unidad de los partidos políticos porque esto será vital para poder decidir nuestro futuro como nación". En cualquier caso, añadió, "la movilización ciudadana ha de continuar", insistió Forcadell. "En democracia, la soberanía reside en el pueblo y es el pueblo quien debe elegir a sus gobernantes y su futuro como pueblo", afirmó Muriel Casals, presidenta del colectivo Ómnium, quien insistió en que "este movimiento hacia la independencia comenzó no a nivel político sino a nivel del pueblo, que ha recuperado la soberanía en Catalunya. Estoy segura", añadió, "de que esto es un valor que los ciudadanos de la Unión Europea comprenderán".

Sobre el hecho de que finalmente no se va a celebrar un referéndum el 9 de noviembre, Casals señaló que "éste va a ser un camino largo y enfrente hay un adversario muy poderoso, el Estado español, pero no hay que desanimarse porque el objetivo está ahí: construir un futuro soberano en Catalunya".

En cuanto a la petición social de que los catalanes sean consultados sobre su futuro, Vila d'Abadal destacó el amplio respaldo municipal con que cuenta esta petición y, de hecho, dijo, "hasta 122 municipios catalanes han apoyado que el pueblo pueda votar y ha puesto sobre la mesa las estructuras locales para ello", indicó.

La sentencia del Tribunal Constitucional de 2012 sobre el Estatuto de Cataluña, ya votado en referéndum, fue señalada por los participantes como el punto de inflexión de la movilización social en Catalunya.