Público
Público

Un sobrino de Alemany confirma la trama de subvenciones

En su declaración, Miquel Oliver ha confesado haber ejercido como testaferro de su tío

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una semana después del comienzo del primer juicio del caso Palma Arena continúan siendo interrogados los testigos propuestos por las partes. Hoy le tocó el turno a uno de los sobrinos de Antonio Alemany, el periodista que supuestamente cobraba de forma irregular por redactar los discursos del expresident del Govern balear Jaume Matas. Tajante en su declaración, Miquel Oliver confesó haber ejercido como testaferro de su tío desde que en 2006 fue nombrado administrador de sus empresas la Agencia Balear de Noticias y el digital afín al PP Libertad Balear con el objetivo de que Alemany no figurase como tal.

De hecho, el testigo manifestó que nunca tomó decisión alguna en torno a la agencia, que según la Fiscalía fue puesta en marcha por el periodista para recibir una subvención de 449.734 euros de las arcas públicas que, bajo el pretexto de ser requerida para poder impulsar una agencia de noticias, ocultaba la creación de un medio para ensalzar a Matas (Libertad Balear).

'Las empresas las dirigía de hecho Alemany', abundó el sobrino del periodista, quien al inicio del mandato del PP fue contratado de forma encubierta por el Govern de Matas, tal y, como postulan las acusaciones, recibió de 4.000 euros al mes de dinero público.

Por otra parte, también fue interrogada hoy Francisca Gomila, antigua subordinada del exdirector general de Comunicación Joan Martorell también acusado y que manifestó que este le llegó a indicar que la agencia debía ser subvencionada con la máxima aportación. 'Yo tenía que puntuar a los medios que optaban a las subvenciones en base a lo que él me decía y a las cuantías que fijaba', confesó.