Público
Público

Los socialistas aceptan debatir la ley del Tribunal Constitucional

Los socialistas ven "imposible" que la propuesta del Tripartito y CiU esté lista antes de las elecciones catalanas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Se abre un segundo grifo para desatascar la sentencia del Estatut: la semana próxima el pleno del Senado tomará en consideración la reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC), registrada en la Cámara Alta el pasado 24 de mayo por la Entesa Catalana de Progrés (PSC, ERC e ICV-IU) y CiU. La tramitación es segura: la portavoz del PSOE, Carmela Silva, confirmó ayer, tras la reunión de la Junta de Portavoces, que su grupo votará a favor.

Ahora bien, la toma en consideración significa “abrir una reflexión”, aceptar el debate, como aclaró ayer Silva, pero “en ningún caso” anticipa que la propuesta catalana se vaya a aprobar en sus términos. De hecho, una vez que el Senado vote, el texto viajará al Congreso. Ahí arrancará la tramitación, la presentación de enmiendas, la aprobación en comisión y en pleno y la vuelta a la Cámara Alta. La dirección socialista en el Senado estima “imposible” que la reforma esté lista para antes de las elecciones catalanas de otoño.

Además, el PSOE quiere huir de las tensiones con el PSC, que tiene 25 diputados en el Congreso. Y es que el texto del Tripartito y CiU incluye puntos de difícil encaje jurídico para el Gobierno, como la prohibición de que el TC emita fallos interpretativos o que la modificación de la ley se aplique a un asunto ya en debate, el Estatut.

CiU olió ayer las intenciones del PSOE y pidió “coherencia” a través de su portavoz en el Senado, Jordi Vilajoana. “Si el Gobierno no aprueba la reforma, pondrá en un brete al PSC, que está en el pacto, y al TC”, aseveró a este diario.

Hoy por hoy, los socialistas mantienen como vía preferente la renovación del TC. Aunque el PP ya ha mostrado su rechazo a negociar con el fallo del Estatut aún pendiente, quieren que en julio se convoque la Comisión de Nombramientos, el órgano que eleva al pleno los cuatro nombres de jueces al tribunal. Si no hay acuerdo con los conservadores, no habrá relevo, ya que se precisa una mayoría de tres quintos.

El 1 de junio, la Mesa del Senado rechazó por mayoría la candidatura de Enrique López al TC y el PP montó en cólera. Ayer, el portavoz en la Cámara, Pío García-Escudero, anunció desde Cantabria que recurrirá esa decisión de forma “inminente” y, si se desestima, pedirá el amparo del TC.

El PP esgrimirá que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) certificó hace dos años que López tenía 19 años de profesión, cuatro más de los exigidos por la Constitución y la ley. Ayer el portavoz del PP en la Cámara madrileña, David Pérez, confirmó que su grupo propondrá otra vez al ex portavoz del CGPJ. La Mesa de la Asamblea extremeña (con mayoría socialista) cerró ayer al PP esa misma opción.