Público
Público

Los socialistas llaman a las mujeres a levantar un dique para frenar al PP

"Si alguien se juega algo el 20-N, somos nosotras", dice Elena Valenciano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Get Up, Stand Up. '¡Despierta!'. O, en traducción literal: 'Levántate, ponte de pie'... defiende tus derechos. Al ritmo, y la letra, de esta canción de Bob Marley hizo ayer Alfredo Pérez Rubalcaba su aparición en el acto de puesta de largo de la plataforma feminista de apoyo a su candidatura.

Las representantes de más de un centenar de organizaciones de ese carácter se conjuraron con Rubalcaba y con Elena Valenciano, 'la jefa' en palabras de la presentadora, la periodista Montserrat Boix, que es también la jefa de campaña de Rubalcaba, para levantar un dique de votos contra el regreso al poder del PP. La llamada se lanzó con la voz de alarma de que todos los avances en igualdad se han hecho 'con la derecha en contra'.

'No es la economía, imbécil, que diría Pons; es la política', subrayó Valenciano, haciendo la parodia del agresivo portavoz del PP, a la vez que se afanaba en 'despertar' el voto del 51% de la población española en favor de su candidato. 'Si alguien se juega algo en estas elecciones, somos nosotras', advirtió la directora de la campaña socialista, quien no ocultó que, a cuatro semanas del 20-N, está 'preocupada'. 'No hemos perdido nada todavía, pero hay que despertar a la gente', dijo haciendo suya la letra de la canción de Marley.

El candidato del PP, Mariano Rajoy, proporcionó combustible con sus declaraciones en la Cope, donde dijo que, si gobierna, no derogaría la última reforma de la Ley del Aborto, pero sí la modificaría. 'Quiere volver al año 1985', tradujo Rubalcaba, quien sostuvo que los derechos 'no se conceden; primero se conquistan y luego, se defienden'.

Rubalcaba, que puso el colofón al acto con una breve intervención, subrayó que el 20-N se dilucida 'si se avanza o se retrocede'. Y si, según el PSOE, esto es así en todos los ámbitos, lo es mucho más en el terreno de la igualdad. En esta materia, 'si dejas de pedalear, te caes de la bicicleta', según metáfora por la que siente especial querencia Elena Valenciano, que fue la protagonista política del acto.

Previamente, el ambiente se caldeó con la proyección de un vídeo en el que un elenco de mujeres recordaba que la igualdad 'fue la última de las prioridades del PP en los ocho años de Aznar' y expresaba su preocupación 'porque las elecciones municipales y autonómicas han puesto en evidencia la fragilidad de los derechos conquistados'.

Rubalcaba advierte de que Rajoy quiere volver a la Ley del Aborto de 1985

Valenciano hizo hincapié en que, tras muchos años de desencuentro e incluso de desprecio por parte del PSOE, se produjo 'una alianza estratégica muy fuerte' que ha convertido el feminismo en 'una de las bases' del socialismo y en el motor de los avances en igualdad. Por contra, destacó que si en algo el PP 'no tiene un programa oculto' es en esta materia, y se resume en: 'Pasar de las mujeres'.

Y no sólo, según explicó, por que su posición sea contraria a la Ley del Aborto o a la que reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo, sino porque ahora, además, ha encontrado 'la gran coartada' para recortar el Estado del bienestar. 'Derecha más crisis económica juntas son letales para nosotras, porque el Estado del bienestar es una cosa compartida entre el Estado y las mujeres', argumentó de manera gráfica.

Sus temores y sus llamadas de alerta no tienen que ver con presunciones, sino con 'la derecha gobernante' de María Dolores de Cospedal o Esperanza Aguirre.

Un centenar de asociaciones feministas apoya su candidatura

'Los primeros pasos del PP en aquellas comunidades autónomas donde gobierna o donde recientemente ha llegado al poder han puesto en evidencia su objetivo de suprimir o modificar sustancialmente las estructuras que velan por la igualdad, en un claro intento por destruir el tejido institucional que ha permitido los avances sociales en materia de género', se puede leer en el manifiesto Consolidar la igualdad presentado ayer. En él se dice que Rubalcaba es 'el candidato que más confianza nos genera'.

En su carta de presentación, no pudo faltar una mención a su contribución al fin de ETA. 'Se trata de elegir entre un presidente que se encomienda a dios para arreglar la economía o un presidente que está dispuesto a defender hasta el final sus ideas, que allí por donde ha pasado ha sido capaz de arreglar todos los problemas, incluido el final de la banda terrorista', dijo Valenciano antes de darle la palabra.

En primera fila, la esposa de Rubalcaba, Pilar Goya. Y a su lado, uno de los pocos hombres invitados al acto: Miguel Llorente, delegado del Gobierno contra la violencia de género. Estuvo también la madre de la ley aprobada para combatir esta lacra: Micaela Navarro, consejera de Igualdad del Gobierno andaluz. Hubo exministras como Carmen Alborch, Matilde Fernández y Rosa Conde. Y alguna famosa como las actrices Tina Sainz y Berta Ojea. 'Amigas, compañeras, hermanas', las arengó a todas Elena Valenciano.