Público
Público

Una sombra larga que se proyecta hasta el presente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un día como hoy hace 75 años comenzó la Guerra Civil española, después de que un grupo de militares se sublevara contra el Gobierno democráticamente elegido del Frente Popular. Después de casi tres años de encarnizada contienda, la República fue aniquilada, y los rebeldes, con el general Franco a la cabeza, instauraron un régimen de corte fascista que se prolongó durante casi cuatro décadas y cuya larga sombra se sigue proyectando hasta el día de hoy.

En este suplemento especial, seis destacados intelectuales (cinco historiadores y un catedrático de Ciencia Política) analizan aquel golpe de Estado y su posterior desarrollo, con especial hincapié en el plan de exterminio que se puso en marcha contra los republicanos, la complicidad de la Iglesia, la simbología del franquismo, el nuevo revisionismo histórico favorable al dictador (del que dan fe algunas entradas del Diccionario Biográfico Español) y las dificultades para la construcción de una memoria histórica que resarza a los perdedores de la guerra.

La sublevación del 18 de julio de 1936 destruyó el efímero proyecto republicano, que, con sus luces y sus sombras, había introducido avances políticos y sociales hasta entonces desconocidos. Después de haber estado, en diversos aspectos, en la vanguardia de la modernidad, España entró en una era de tenebrosa de “paz” fundada en la eliminación sistemática de los “enemigos de la Patria”. La dictadura honró largamente a sus muertos, los “caídos por la gloria de España”; por el contrario, los caídos por la legalidad y la democracia siguen sin encontrar justicia y reparación, pese a las esperanzas que suscitó en su momento la Ley de Memoria Histórica.

Según expertos en la materia, España es en la actualidad el país con más desaparecidos del mundo después de la Camboya de Pol Pot. Miles de víctimas permanecen en fosas comunes y cunetas sin que el Estado asuma su responsabilidad de proporcionarles una sepultura digna. Por si fuese poco, el único proceso judicial en curso por los crímenes del franquismo sentará en el banquillo al juez que intentó investigarlos. ¿Cuándo cesará el oprobio?