Publicado:  04.05.2011 11:33 | Actualizado:  04.05.2011 11:33

Las sombras de la dieta Dukan

Endocrinos y especialistas en nutrición y dietética critican la dieta que han puesto de moda famosos como Penélope Cruz y la madre de Kate Middleton

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La dieta más querida por los lectores y, presumiblemente, por editores y libreros es la más odiada por los especialistas en dietética y nutrición. En la lista negra del Ministerio de Sanidad y de la Agencia de Seguridad Alimentaria Francesa que la califican de método peligroso, el plan que desarrolló hace más de diez años el médico francés Pierre Dukan vive ahora una segunda juventud tras la publicación en España de sus tres libros en sólo un año. El desembarco está acompañado por un enorme éxito comercial: 525.000 ejemplares vendidos desde la primera edición.

El pasado marzo, el Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (GREP-AED-N) publicaba su Estudio y Posicionamiento sobre el Método Dukan con una conclusión devastadora para los seguidores de la dieta. "El método del Sr. Dukan es fraudulento e ilegal, no sirve para adelgazar y supone un riesgo para la salud pública", sentenciaba.

El método tiene cuatro fases y la última debe seguirse toda la vida

La aseveración contrasta con la alegría expresada por los muchos seguidores de la dieta. Desde Penélope Cruz, que apareció en la ceremonia de los Oscar con muchos menos kilos de los que se le suponían tras dar a luz a su primer hijo, hasta la madre de la futura reina consorte de Reino Unido, Kate Middleton.

Cuenta Dukan que ideó el método en su consulta de atención primaria (es médico, pero especialista en Neurología, no en Nutrición) cuando un paciente que había probado todo para adelgazar le pidió ayuda. "Estoy dispuesto a hacer lo que me diga escribe que le dijo el obeso, pero, por favor, no me quite la carne".

Pierre Dukan no ha publicado ningún estudio científico en una revista seria

El especialista francés le mandó comer sólo carne durante la siguiente semana sin límite de cantidad y el paciente volvió con bastantes kilos menos y deseoso de seguir con la dieta. El propio Dukan ha reconocido en sus libros que esto fue sólo un primer paso, pero fue el que le permitió sentar las bases de su método, que recomienda subir el consumo de proteínas y restringir el de hidratos de carbono y grasas.

La teoría que el francés puso en marcha entonces no era nueva. En EEUU, varias dietas ya preconizaban el consumo proteíco sobre el de hidratos de carbono. Incluso un colega suyo, el ya fallecido Michel Montignac, había desarrollado un método similar aunque, en su caso, permitía algunos tipos de hidratos que Dukan prohíbe; en concreto, los de bajo índice glucémico, los que tardan más en convertirse en azúcar, como las versiones integrales del pan, el arroz y la pasta, las bestias negras para cualquier seguidor de las dos primeras fases de Dukan.

Los expertos creen que podría hacerse siempre que fuera con control médico

Pero ¿qué se cuenta en el libro que, desde 2001, se han comprado más de diez millones de lectores en todo el mundo? El método se divide en cuatro fases. La primera, llamada de ataque, sólo permite el consumo en cantidades ilimitadas de productos basados mayoritariamente en proteínas (carne, pescado, aves, mariscos, huevos y lácteos desnatados). Esta es la fase que provoca más críticas entre los especialistas, ya que elimina por completo hidratos (de todo tipo) y grasas. "Hay que tener en cuenta que esta fase sólo dura tres o cuatro días", apunta Montserrat Folch, endocrina y especialista en Nutrición del Institut Villarovira del Centro Médico Teknon, que reconoce que tiene pacientes a los que supervisa esta dieta.

La segunda fase amplía los alimentos que se pueden consumir hasta cien. Se trata de añadir las verduras, una fuente de hidratos de carbono complejos. Las frutas continuarán vetadas hasta que se alcance el peso ideal, otra de las directrices que más críticas han acarreado. "Más de un millón de personas muere cada año por baja ingesta de frutas y verduras", esgrime el nutricionista Julio Basulto, uno de los autores de la revisión del GREP-AED-N. En esta segunda fase se supone que se pierde alrededor de un kilo por semana por lo que su duración dependerá del sobrepeso u obesidad del paciente.

La tercera parte del régimen está destinada a la consolidación y dura diez días por cada kilo perdido. En ella, se irán introduciendo los alimentos prohibidos de forma gradual. La cuarta, que durará el resto de la vida, no incluye restricciones especiales, excepto la obligación de seguir un día a la semana una dieta basada sólo en proteínas y de consumir salvado de avena, un complemento nutricional de fibra que hay que tomar a lo largo de todo el régimen.

En el dossier de prensa que facilita la editorial RBA, se habla de la ciencia que apoya las tesis del libro, pero la realidad es que Pierre Dukan no ha publicado ningún estudio en una revista científica relevante, el estándar que se exige a cualquier intervención para dotarla de evidencia científica. Sin embargo, dos estudios publicados en los últimos tres años han apoyado el predominio de proteínas como método más eficaz para adelgazar.

El primero se publicó en 2008 en The New England Journal of Medicine y comparaba tres dietas (la mediterránea, la baja en grasas y la baja en hidratos) en pacientes con obesidad. Los que seguían esta última perdieron 2,2 kilos más que los no tomaron grasas. "No es una cifra significativa a efectos clínicos", resalta el jefe del servicio de Endocrinología del Hospital Clínic de Barcelona, Pep Vidal, que reconoce que, a día de hoy, "hay pocas herramientas útiles para adelgazar". Este experto recomienda la dieta hipocalórica equilibrada para adelgazar ya que es la que más evidencia científica tiene detrás. "Tal vez al bajar las calorías bajamos demasiado la proteína, quizás haya que aumentar su consumo", reconoce este experto que acusa a Dukan de "apropiarse de la evidencia científica de otros". Para Vidal, "si tuviéramos una estrategia dietética o farmacológica, aquí no habría problema".

Este especialista no es, sin embargo, tan alarmista como la asociación de dietistas con respecto al seguimiento de la Dukan. "Por mantener entre tres y seis meses esta dieta u otra hiperproteica, no pasa nada; no se trata de un pecado mortal", reconoce y vaticina, bromista: "Nos olvidaremos de Dukan cuando aparezca la dieta del Sr .Plátano".

El segundo estudio que los editores de Dukan aportan como base científica a su dieta es el proyecto Diógenes, también publicado en The New England Journal of Medicine y que concluía que el aumento de proteínas en la dieta y la disminución de alimentos con índice glucémico alto (los famosos hidratos de carbono simples) eran la mejor alternativa para mantener el peso perdido rápidamente con una dieta rica en proteínas, y baja en calorías y grasas.

El investigador de la Universidad de Navarra Alfredo Martínez, único firmante español del estudio, aclara en primer lugar que no usaron el método Dukan. "En nuestra intervención, entre el 25% y el 30% de la energía consumida provenía de proteínas. En la dieta Dukan, al hacerse a través de un libro, no hay garantía en cuanto a las proteínas que se consumen", apunta este especialista, que advierte contra las dietas "hiperproteicas sin control".

"El problema de la dieta Dukan es que es un libro", insiste. "Se trata de unas normas pensadas para un público en general, cuando cada vez está más claro que hay que tender hacia las dietas personalizadas", subraya.

Para Folch, esa es también la principal queja hacia el famoso método, que defiende sin complejos siempre que se haga con supervisión médica. "En ocasiones, primero hay que adelgazar y luego comer bien", apunta. "Y para eso estamos los médicos, para explicar que, si tenemos que restringir un alimento, luego lo volveremos a incluir".

Folch recomienda que el lector de Dukan se haga una analítica previa a la dieta y que la repita cada dos meses. "Hay que evitarla en personas con patología y en adolescentes, y puede ser peligrosa sin control médico", concluye.

PUBLICIDAD

Comentarios