Público
Público

Sony retira el ERE tras pactar congelación salarial

La empresa se compromete a seguir en su planta de Barcelona durante dos años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Congelación salarial en 2009 y 2010, 40 horas más de trabajo durante el mismo periodo y flexibilidad laboral similar a la aplicada en la industria de la automoción. Bajo estas condiciones, Sony retiró el jueves el Expediente de Regulación de empleo que presentó el 15 de diciembre que contemplaba 275 despidos en la planta de Viladecavalls (Barcelona) que después rebajó a 93, tras numerosas bajas voluntarias. El acuerdo con los sindicatos implica que la actividad continuará con un mínimo de 1.000 empleados. Antes de presentar el ERE, Sony contaba con 1.300.

Tras una maratoniana reunión con los sindicatos que acabó en la madrugada del jueves, la multinacional se comprometió frente al comité a que durante los dos próximos años la planta de Viladecavalls producirá 1,5 millones de televisores, lo que significa que se mantendrán 1.000 puestos para poder asumir este volumen de trabajo. La producción está comprometida 'salvo caída drástica del mercado de televisores en Europa', como incluye el acuerdo.

La empresa abre ahora un periodo de seis meses para los trabajadores que quieran acogerse al plan de bajas incentivadas, que debe dar salida a un excedente de 93 puestos.

Los sindicatos y la empresa dispusieron nuevas medidas de flexibilidad, que pasan por la creación de una bolsa horaria de 60 horas al año. La jornada laboral se ampliará o reducirá en función de las necesidades de producción.

Sony aseguró que continuará impulsando proyectos de innovación y mejoras tecnológicas que aseguren el mantenimiento de la competitividad industrial. La empresa y los sindicatos se felicitaron por el 'esfuerzo' realizado para conseguir el acuerdo.

Pérdidas históricas

Sony anunció que su beneficio neto entre octubre y diciembre fue de 10.400 millones de yenes (115 millones de dólares), una caída del 95 por ciento respecto al año anterior, a causa de la crisis global. Las ventas cayeron un 24,6% en todas sus divisiones, desde la electrónica a los videojuegos.