Público
Público

Soria fulmina las primas a futuras plantas renovables

La medida no es retroactiva y castiga más a la fotovoltaica y la eólica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Moratoria a la instalación de más megavatios (MW) verdes en España para contener la enorme bola del déficit de tarifa (desfase de ingresos y costes regulados del sistema eléctrico), que el Ministerio de Industria cifra en más de 24.000 millones de euros. El Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto que elimina de forma 'temporal' las primas a futuras instalaciones de renovables. No afecta a las que ya operan, ni a las que están en construcción y tienen derecho a cobrar ese incentivo al estar inscritas en el registro del Ministerio. No es, por tanto, una medida retroactiva, como el recorte que aplicó el anterior Gobierno a las primas que recibe la fotovoltaica.

La medida, que no ha sido consultada con las asociaciones del sector renovable (el ministro de Industria, José Manuel Soria, no se ha reunido con ellas, aunque sí con representantes de las grandes eléctricas), se adopta 'dada la crisis económica y la situación del sistema eléctrico', cuya 'sostenibilidad' peligra, según Industria. El ministro fue más allá y, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, dijo que persigue 'aminorar el gasto público'. Falso, porque las primas a las renovables, que suponen la mitad de los costes eléctricos regulados, no las paga el Estado, sino el consumidor, a través de la tarifa. No tienen nada que ver con el déficit público.

La moratoria busca contener el enorme déficit de tarifa acumulado

Soria garantizó que España cumplirá el objetivo, fijado por la UE, de que en 2020 el 20% del total de energía consumida sea renovable. Hay 'margen' para ello, dijo, porque los objetivos en fotovoltaica y termosolar (sobre todo en la primera, a consecuencia de las desorbitadas primas que implantó el exministro Joan Clos) van muy por delante de lo previsto. Al cierre de 2011 había 36.221 MW instalados de régimen especial, lo que supone un tercio de la potencia total. Cubrieron también un 33% del consumo eléctrico.

Por insistir en el falso argumento de que las primas las paga el Estado, Soria añadió que habrá 'libertad de seguir instalando plantas sin estar primadas con los Presupuestos' del Estado. Y habrá libertad, pero esas plantas no serán competitivas sin ayudas.

El ministro detalló que, para este año, las primas sumarán 7.220 millones, de los que el 71% estaría destinado a renovables (27% a eólica y 44% a solar) y el resto, a la cogeneración y a la producción con residuos. Además, han solicitado entrar en el prerregistro (paso previo a la obtención de primas) 500 MW renovables 'que no se incorporarán', lo que supondrá un ahorro de 160 millones de euros.

Se descarta por ahora una quita a esa deuda o gravar a hidráulica y nuclear

Para 2012, está aprobada la instalación de unos 1.700 MW eólicos y 500 MW termosolares (que sí cobrarán prima), mientras que la fotovoltaica (de la que dependen 10.000 empleos) está sujeta a un sistema trimestral de cupos, por lo que es la más perjudicada.

La termosolar, la más reciente y, por tanto, más cara, sale ganando, porque hay unos 2.400 MW registrados hasta 2013 que van a tener prima. 'La buena noticia es que no es retroactivo', dijo a Público Luis Crespo, de la patronal Termosolar, que ve aliviada cómo se libra de la petición de Unesa (patronal de las grandes eléctricas) de quitar elderecho a prima también a las termosolares registradas.

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) cree que la moratoria amenaza a un sector que emplea a más de 30.000 personas y que lleva más de un año reclamando un nuevo marco de primas porque el actual se acaba este año.

La medida, calificada de 'otro engaño más' por el PSOE y de 'aberración' por ICV, también suscitó el rechazo de los ecologistas. Según Soria, 'es sólo un primer paso, no es una medida aislada para resolver el problema del déficit'. Sin embargo, según el ministro, 'en este momento', no está planteado imponer una tasa a la hidráulica y la nuclear, ni una quita del déficit, lo que supone una victoria para las eléctricas tradicionales.