Público
Público

Las sospechas de dinero oculto se mantienen vivas

Los investigadores creen que Correa esconde otros 20 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La sospecha de que Francisco Correa ha conseguido esquivar el cerco judicial y ocultar en el extranjero fondos de procedencia ilícita no se ha disipado. Ayer, fuentes del caso subrayaron su convicción de que la cantidad escondida puede oscilar entre 20 y 30 millones de euros. En el auto de ayer, Pedreira cita una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) sobre cómo la cuantía de la fianza debe ser fijada atendiendo, entre otros criterios, a los 'lazos' del imputado con 'personas que puedan prestar la caución', o sea, la fianza. Cuáles son esos lazos en el caso de Correa no se sabe. El considerado contables de la trama como José Luis Izquierdo y, sobre todo, los presuntos cerebros financieros José Ramón Blanco Balín y Luis de Miguel Pérez están imputados pero con plena libertad de movimientos.

Si el dinero existe, no estará previsiblemente en un zulo sino en respetables instituciones bancarias de alguno o algunos de los paraísos fiscales y países de democracia consolidada Holanda que se han negado a cumplimentar las comisiones rogatorias cursadas o vienen dando largas desde hace casi dos años.

Varios paraísos fiscales han hecho caso omiso a las peticiones de ayuda

En esa lista figura el grupo habitual en materia de blanqueo internacional de capitales: la Isla de Man, las Islas Caimán, la Isla de Nevis, y las Islas Vírgenes Británicas. Pero tampoco Panamá, que formalmente ha accedido a facilitar la información solicitada, está cooperando con entusiasmo. Otros países como Marruecos y Singapur tampoco han suministrado información valiosa, pero, de momento, no han dado una negativa al juez Pedreira. Las rogatorias a Singapur y Luxemburgo, otro escenario importante para la trama, fueron las últimas en cursarse, en octubre de 2010.

En las Islas Caimán, el magistrado Pedreira busca información sobre Correa Sánchez Trust y la sociedad que actuaba como su administradora, Chelmi Ltd. Un informe policial fechado en julio de 2010 certificó con pruebas que Chelmi aportó los fondos para la compra de terrenos en Cartagena de Indias (Colombia), donde Correa se embarcó en una operación inmobiliaria con la idea de asentarse en ese país o en el vecino Panamá.

Sorprendentemente, entre los países cuya colaboración se ha saldado con mejores resultados prácticos se cuentan, además de EEUU que alertó de cuentas desconocidas para la justicia española, Suiza y Mónaco, incluidos en la nómina de paraísos fiscales hasta que la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) los sacó en septiembre de 2009. En Suiza, y gracias a la información proporcionada por Arturo Fasana, broker de Correa y aún imputado, la Justicia mantiene bloqueados alrededor de 19 millones. En Mónaco, hay otros cuatro congelados.