Público
Público

La subida del Metro y el bus de Madrid indigna a los usuarios

La medida fue propuesta por el nuevo consejero de Transportes de Madrid, Antonio Beteta, y ayer entró en vigor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esmeralda se acercó ayer, sobre las cuatro de la tarde, a las máquinas de billetes de la estación de Metro de Chamartín, en Madrid. Un euro en el bolsillo, el paso acelerado y un gesto casi sistematizado: tocar la pantalla, marcar la opción de billete sencillo y meter el dinero. 'La máquina está estropeada', pensó esta mujer, de 39 años, al ver que no caía el ticket. Los trabajadores del punto de atención al cliente no tardaron en recordarle que ahora el billete sencillo vale 1,50 euros. 'A todos les pasa lo mismo, parece como si la subida del precio no se hubiera anunciado lo suficiente', apuntaron.

Esmeralda ha sido uno de los muchos usuarios de transporte público de la capital que se vieron ayer sorprendidos por la subida del 50% en los billetes de Metro y autobús. Las reacciones en esta jornada fueron de todo tipo: algunos viajaban con lo justo y tenían que acercarse al cajero más cercano para sacar dinero; otros rebuscaban en el monedero hasta juntar el importe requerido; mientras que los más previsores hacían uso de sus abonos mensuales o de los Metrobuses de diez viajes.

El Gobierno regional dice que sólo afecta a los viajeros esporádicos, el 8%

Los empleados de seguridad y del punto de información estaban 'desbordados', desde primera hora de la mañana, y lamentaban haber tenido que aguantar multitud de quejas. 'Sois unos ladrones', le decían a Ana, que lleva tres años trabajando en la seguridad de esta estación madrileña. 'A veces no se dan cuenta de que los trabajadores no tenemos ninguna culpa en estas decisiones', sentenció.

La medida fue propuesta por el nuevo consejero de Transportes de Madrid, Antonio Beteta, y aprobada el pasado 29 de julio. Ayer entró en vigor. El pasado domingo, el Gobierno regional insistía, a través de un comunicado, en que la subida del billete 'solamente afecta al 8% de la población', es decir, a los denominados 'usuarios esporádicos', que compran estos billetes sencillos.

Tomas Gómez se refirió a Aguirre como «la señora de los recortes»

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, respondió ayer que este 'billetazo' es una 'agresión al transporte público y a los ciudadanos'. Durante una visita al municipio madrileño de El Boalo, culpó del 'despropósito' a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, a quien se refirió como 'señora de los recortes', y añadió que si lo que se propone es acabar con el transporte público, 'va por buen camino'.

La mayoría de los usuarios coincidían en que la subida es 'desproporcionada'. Es el caso de Christian, estudiante ecuatoriano y residente en Colmenar Viejo, uno de esos viajeros ocasionales, o de Macarena, quien pese a usar el abono mensual, por tener que desplazarse cada día desde Segovia, se mostraba crítica. 'Es una estrategia para subir el resto de los billetes después de las elecciones generales', sentenció. La fecha elegida tampoco gusta. Sonsoles, estudiante de 21 años, criticó que haya sido agosto el mes elegido, precisamente cuando muchos madrileños 'no están atados a las rutinas y no van a realizar muchos viajes de golpe'.

Las asociaciones de consumidores, por su parte, lamentaron que, con estas medidas, la crisis la acaben pagando siempre los mismos.