Público
Público

El Supremo estudia excarcelar al preso más antiguo de España

Miguel Franciso Montes lleva en prisión desde 1976 pese a no haber cometido ningún delito de sangre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Supremo estudia hoy si excarcela al preso más antiguo de España, Montes Neiro, en prisión desde 1976. No tiene delitos de sangre y nunca ha estado en libertad condicional, pero sus intentos de fuga le han llevado a esta situación. Si no, deberá estar en la cárcel hasta 2021.

El Tribunal Supremo estudiará a puerta cerrada si excarcela al considerado el preso común más antiguo de España al haber enlazado condenas desde hace 35 años. La Fiscalía se opone a que sus condenas sean acumuladas, una decisión que permitiría a Montes salir de la cárcel antes de la última fecha prevista por los tribunales ordinarios, que se cumple en 2021.

Pese a no tener delitos de sangre, Montes Neiro, natural de Granada y de 60 años de edad, lleva desde 1976 sin acceder a la libertad, siquiera provisional. La dilatación de sus condenas se debe a sus intentos de fugas. El último de ellos, ocurrido en noviembre de 2009 en un permiso penitenciario para asistir al velatorio de su madre en Granada.

La situación de Montes Neiro se ve agravada por la reciente entrada en vigor del nuevo Código Penal, que no permite que los excesos en el cumplimiento de prisión preventiva sean descontados en causas diferentes. No obstante, y según ha alegado la defensa de Montes ante el Supremo, la jurisprudencia avala que en casos de cambio de legislación prevalezcan las normas que resulten más beneficiosas para el reo. Así, según su defensa, debió salir en 1994, tras cumplir 13.300 días en prisión.

La Audiencia Provincial de Granada, uno de los tribunales senteniadores de Montes Neiro, ha rechazado esas cuentas y ha alegado que la refundición de condenas debe aplicarse cuando se traten de un único proceso porque 'lo contrario sería una especia de crédito a favor del reo que actuaría como una especie de patente de corso frente a posteriores hechos delictivos'.

La Fiscalía no es partidaria de admitir el recurso de Montes Neiro aunque considera que sería necesario que el tribunal sentenciador dictase un nuevo auto con los datos necesarios para valorar si las sentencias pendientes son acumulables y se resuelvan, si son de su competencia, las peticiones que allí plantee el penado.