Público
Público

El Supremo ordena que se revisen las condenas del preso más antiguo

Miguel Montes lleva casi toda su vida en la cárcel. Sus familiares alegan que, legalmente, tendría que haber salido en 1994 y piden que el PP cumpla su compromiso y le indulte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miguel Montes Neiro es el preso más antiguo de España. Ingresó en prisión por primera vez en 1966, condenado por los tribunales franquistas. Desde entonces, ha pasado la mayor parte de sus días en prisión. ¿El crimen? Robar, pero nunca ha cometido delitos de sangre.

Ahora, el Tribunal Supremo ha ordenado a la Audiencia de Granada que revise las condenas y que le aplique la doctrina del Tribunal Constitucional para computar la prisión preventiva.

La Sala de lo Penal del TS ha admitido así parcialmente el recurso interpuesto por Montes Neiro contra un auto de la Audiencia de Granada que rechazó la refundición de sus penas, han informado fuentes del alto tribunal.

A la espera de conocer la sentencia, el fallo de hoy supone que el tribunal andaluz deberá revisar la liquidación de condenas del preso en función de la doctrina del TC que computa como prisión preventiva en una causa el tiempo que un recluso permanece en la cárcel mientras cumple condena por un delito distinto.

Esta mañana, mientras deliberaba la sala, varios simpatizantes y familiares de Miguel Montes Neiro, se han concentrado a las puertas del Tribunal Supremo durante una hora aproximadamente y han pedido al PP que 'haga efectiva' su promesa de apoyar 'activamente' el indulto del recluso, ahora que ha ganado las elecciones.

Tomás García, portavoz de la familia, ha denunciado el 'cúmulo de irregularidades' que hay en el caso de Montes Neiro, quien, según ha dicho, 'está sufriendo una cadena perpetua encubierta en democracia'.

Familiares denuncian que Neiro 'está sufriendo cadena perpetua' 

García ha recordado que durante la campaña electoral varios miembros de diferentes partidos han apoyado 'activamente' la petición de libertad de Montes Neiro, entre ellos el diputado del PP Ignacio Uriarte y el vicesecretario de Comunicación de ese partido, Esteban González Pons.

'Justamente desde aquí les queremos pedir (...) que ahora, activamente, desde la toma de poder, hagan efectivas sus promesas y liberen a Miguel Montes', ha subrayado García, que ha añadido que la petición de indulto se está tramitando desde hace meses pero que 'parece claro que hay un obstáculo' desde Instituciones Penitenciarias porque 'no están dando informes favorables'.

Asimismo, ha criticado que no se le haya aplicado la refundición de condenas ni el cómputo de las prisiones preventivas, pues de haberlo hecho, ha dicho, tendría que haber salido de prisión en 1994.

El prisionero más antiguo de España tiene una larga experiencia en fugas, sin duda dignas de una película de Hollywood. Desde 1978 a 1986 protagonizó seis espacapdas hasta que volvió a quedar en libertad condicional en 1994.

Regresó a la cárcel en 1997 tras cometer diversos delitos y volvió a evadirse en otras dos ocasiones, una en 2003, cuando estuvo tres años fugado, y la última en 2009 aprovechando un permiso extraordinario por la muerte de su madre, aunque fue detenido veinte días después.

En la actualidad, cumple tres penas en la prisión de Albolote (Granada): una acumulada de doce años por los dos atracos cometidos durante el tiempo que estuvo fugado entre 1994 y 1997; otra de trece años por los mismos delitos por unos hechos de 2006 y una última de diez días de privación de libertad por una falta de respeto.

Desde 1978 a 1986 se fugó seis veces de la cárcel Desde las cartas que escribe en prisión, él también se queja del trato que le ha dado la justicia y cómo el sistema es el verdadero culpable de su situación. En una de ellas dice que le quedan pocos años de vida y que le gustaría pasarlos junto a sus hijas. 'Si tardan en darme la libertad, casi sería mejor la eutanasia total, no podría aguantar mucho más esta eutanasia lenta e inútil.'

La Audiencia de Granada, que le ha denegado hasta en tres ocasiones la acumulación de estas tres condenas, había establecido como fecha para su libertad el 2 de septiembre de 2011.

'Ahora, ya casi en el fin de mi vida, en el ocaso de mis días, aún conservo el coraje, el cariño, el honor, y el conocimiento para formar a mis dos hijas pequeñas.'