Público
Público

El tabaco sale del bar, pero sigue en el bingo

El Senado aprueba admitir zonas específicas para fumar en los locales de juego, pero no en los de hostelería

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El tabaco estará completamente erradicado de los bares y restaurantes a partir de enero, como pretendían el Gobierno, el PSOE y la inmensa mayoría de las organizaciones y entidades del ámbito sanitario. Sin embargo, el tabaco mantendrá su presencia en los bingos y los casinos, que podrán habilitar espacios para fumadores, según una enmienda transaccional pactada entre CiU y PP, y apoyada por PNV y Grupo Mixto, que aprobó ayer el pleno del Senado y que tendrá que ser ratificada o rechazada por el Congreso, junto con el resto de las enmiendas a la Ley Antitabaco, en una votación prevista para el próximo día 22.

Según la enmienda, los fumaderos de bingos y casinos, dos tipos de locales donde sólo pueden entrar mayores de edad, no podrán ocupar más del 30% de la superficie del establecimiento, tendrán que estar fuera de las zonas donde se juega y no podrán tener ningún tipo de servicio que suponga el acceso de trabajadores, 'no realizándose ninguna tarea de limpieza o mantenimiento en presencia de clientes y sin que el aire haya sido renovado'.

Al mismo tiempo, el pleno del Senado rechazó ayer finalmente la moratoria planteada por el PP, de forma que la norma entrará en vigor el mismo 2 de enero, como pretende el Gobierno.

Por otro lado, salieron adelante, con el apoyo del PP, sendas enmiendas de CiU para que la exposición al humo del tabaco en el trabajo sea considerada un riesgo laboral y el humo del tabaco un cancerígeno laboral, y para obligar al Gobierno a compensar a los hosteleros que hicieron reformas acordes con la Ley de 2005 y que no han podido amortizar los gastos en tan breve espacio de tiempo. En este sentido, el texto aprobado por la Cámara Alta obligará al Ejecutivo, de salir adelante en el Congreso, a modificar en tres meses la normativa 'al objeto de compensar mediante beneficios fiscales' a los titulares de los citados locales.

Al mismo tiempo, todos los grupos menos el PP apoyaron la aprobación de otra transaccional sobre la base de una enmienda de CiU para que se permita la venta de tabaco en las tiendas de conveniencia ubicadas en las estaciones de servicio.

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, que asistió al debate desde su escaño, intervino para agradecer el trabajo de los grupos parlamentarios para 'mejorar' la ley, un proceso que seguirá adelante en el Congreso. 'Es una buena ley y estoy convencida de que en el Congreso seguirá mejorando', afirmó

Por su parte, fuentes del Grupo Socialista en el Congreso explicaron ayer a Público que 'estudiarán muy atentamente' si alguna de las enmiendas introducidas en el Senado 'desvirtúan' el objetivo fundamental de la ley, en cuyo caso las corregirían la próxima semana en el debate previsto para el día 22 o 23 de diciembre. En cualquier caso, la idea inicial del PSOE es volver a un texto que prohíba fumar en lugares públicos cerrados 'sin excepciones'.

Por su parte, la senadora del PP Dolores Pan criticó en el debate el 'carácter restrictivo' de la ley y la 'hipocresía' del Gobierno al defender la norma 'en beneficio de la salud de los ciudadanos', sin tener en cuenta el 'impacto económico' que tendrá 'para un país que no pasa por sus mejores momentos'.