Público
Público

La tasa que el PP rechaza y que el PSOE quiere

Rubalcaba calentó el debate con el rescate del Impuesto de Patrimonio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Era uno de los ingredientes de la #fórmulaRubalcaba. Una de las grandes propuestas del candidato socialista, anunciada el mismo día de su proclamación, el pasado 9 de julio: recuperar el Impuesto de Patrimonio que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero suprimió en 2008, pero para que esta vez no grave a las clases medias, sino a los 'grandes patrimonios'. A partir de entonces, Alfredo Pérez Rubalcaba instaló un debate público que no ha cesado.

El pasado 28 de agosto, José Blanco retó al PP a que incluyera en su programa un 'impuesto para los ricos', como va a hacer el PSOE (y no el Gobierno, que ya ha descartado aprobarlo antes del 20-N).

Los conservadores defienden que más impuestos es igual a 'más paro'

Los conservadores descalificaron la idea. De inmediato, tanto Esteban González Pons como Cristóbal Montoro acusaron al PSOE de 'demagogia fiscal' y advirtieron de que Mariano Rajoy no llevaría en su programa más impuestos para las rentas más altas. No obstante, el vicesecretario de Comunicación del PP sí animó a las grandes fortunas a pedir una mayor tributación, siguiendo el ejemplo francés. María Dolores de Cospedal atajó el pasado lunes el debate: su partido estaba y está en contra de rescatar Patrimonio, porque 'más impuestos equivale a más paro'.

CiU, tradicionalmente alineada con el PP en cuestiones de política económica, ya desacreditó la propuesta de Rubalcaba el mismo 9 de julio. Recuperar Patrimonio, dijo el candidato convergente, Josep Antoni Duran i Lleida, sería 'una barbaridad para las clases medias'. Es un 'brindis a la galería de izquierdas', sostuvo, porque 'los ricos pueden trasladar su patrimonio a otros países donde no exista este impuesto'. Dos días más tarde, tachó esta iniciativa, y la idea de aprobar una tasa a la banca para crear empleo, de meras 'tonterías'.

IU lleva años pidiendo una reforma que grave a las rentas altas

IU no ha esperado a la cercanía de las elecciones para reclamar la vuelta del Impuesto de Patrimonio o su transformación en una tasa para las grandes fortunas. Lo lleva exigiendo desde 2008 sin descanso, recordando que desde la eliminación del gravamen el Estado ha perdido más de 2.000 millones al año. La demanda, no obstante, se incardina en un completo plan de reforma fiscal progresiva que permita lograr más ingresos con los que poder crear empleo público.

La federación exige liquidar los regalos fiscales a los ricos, elevar la tributación de las sicav o gravar más en el IRPF a las rentas altas. Además, IU cree ineludible la lucha contra el fraude fiscal.