Público
Público

Telmo Martín: No era estafa sino sobreprecio

Constructor multado por inflar precios de viviendas de VPO. Número cuatro en la lista del PP al Congreso por Pontevedra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El diputado autonómico del PP gallego Juan Escribano dimitió hace dos semanas tras conocerse que un empresario le regaló un Porsche por sus presuntas gestiones ilegales. A comienzos de octubre, otro diputado autonómico del mismo partido, Pablo Cobián, ya había dimitido tras conocerse su imputación en el caso Campeón. Dados ambos precedentes, surge la pregunta de si el presidente del PP gallego y de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, considera baladí que su número cuatro al Congreso por Pontevedra, Telmo Martín, sea copropietario de una constructora multada por vender 62 viviendas de protección oficial a las que calzó un sobreprecio individual de hasta 35.000 euros.

Sobre Escribano y Cobián pesan sendas investigaciones aún abiertas; sobre Martín, una sanción de 3,7 millones a su empresa, Construcuatro, impuesta por la propia Xunta de Feijóo en febrero. La sanción, por cierto, obvia el nombre de Martín y cita el de sus otros dos socios paritarios.

Portavoz municipal en Pontevedra y, antes alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín habló así cuando trascendió la multa. “Esto sale a la palestra porque estoy yo”, dijo como sorprendido. A la palestra salió, en efecto, el calvario de 62 familias del barrio vigués de Navia a las que Construcuatro exigió dinero en metálico al margen de lo estipulado. Los jueces entendieron que no hubo estafa pese a que el sobreprecio quedó acreditado. Ese pronunciamiento sirvió al secretario general del PP gallego, Alfonso Rueda, para absolver políticamente a Martín: “El candidato no tiene responsabilidad”, dijo en diciembre. El asunto siguió adelante por vía administrativa. Y una vez que la sanción de la Xunta quedó confirmada, el abogado de los afectados se declaró convencido de que, además de los 62 denunciantes, el engaño alcanzó a más ciudadanos. Pero que no denunciaron “por miedo o por presiones”.

De los 3,7 millones que Construcuatro deberá pagar, 1,2 irán destinados a resarcir a los propietarios. Cuando las listas al Congreso ya habían sido formalmente proclamadas, el presidente del PP pontevedrés y presidente a su vez de la Diputación Provincial, Rafael Louzán, lanzó una petición a sus candidatos. No fue de tipo moral sino práctico: que consigan para el partido dos escaños más que en 2008. Es decir, que pasen de tres a cinco. Los sondeos atribuyen al PP al menos cuatro diputados por Pontevedra, así que en el hemiciclo se sentará pronto Telmo Martín, constructor sancionado y cuya constructora levantó un edificio en Sanxenxo que este verano declaró ilegal el Supremo por alzarse a menos de 20 metros de la costa.