Público
Público

Tensión en Catalunya después de que el PP advierta a Mas de que puede ser juzgado por sedición

Sánchez Camacho avisa al president de que "podría caer en un delito de sedición" y ERC responde que, en ese caso, "Catalunya y Europa sabrían responder"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las horas previas a la votación de una resolución que plantee una consulta soberanista en Catalunya están provocando tensiones entre CiU y PP. La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha alertado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que 'podría caer en un delito de sedición', pero que no 'hace falta llegar al extremo de la cárcel'.

'El Código Penal despenalizó la convocatoria de un referéndum, pero Artur Mas puede incurrir en otros delitos, como la sedición. No deberíamos llegar a esta situación, ni mucho menos y, por lo tanto, pido que no se planteen cosas como estas. La ley se tendrá que hacer cumplir', ha afirmado Sánchez-Camacho en declaraciones a la emisora RAC-1. 'No nos podemos saltar la ley poruqe, si rompemos este camino, nos puede llevar hacia otros caminos imprevisibles', ha aseverado.

En respuesta a Sánchez-Camacho, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha dicho hoy en Terrassa (Barcelona) que ante las amenazas de juzgar a Mas por un delito de sedición, Europa y Catalunya sabrían cómo responder.

'Si alguien en España quiere responder de manera no democrática a la voluntad democrática del pueblo de Catalunya, entonces Catalunya y Europa sabrán dar la respuesta que corresponde', ha señalado el líder independentista.

Junqueras ha añadido que la Unión Europea está comprometida en 'velar por los derechos democráticos de sus ciudadanos'. 'Y nosotros somos ciudadanos de la Unión Europea', ha aseverado tras asegurar que cualquier amenaza 'caerá en saco roto'.

Mientras tanto, el conseller de Interior, Felip Puig, lanzaba esta mañana un mensaje de tranquilidad a los empresarios, asegurando que un Estado catalán mejoraría las expectativas de empresarios y trabajadores. Puig participó esta mañana en el foro de debate de la patronal del Baix Llobregat y L'Hospitalet, Aeball.

'Nos enfrentamos a una etapa apasionante y compleja. Cualquier cambio genera inquietudes en las familias y en las empresas, organizaciones o equipos de fútbol'. El conseller de Interior reiteró que es normal que la situación y la propuesta de avanzar hacia estructuras de Estado 'genere reacciones e inquietudes'.

'Si somos capaces de mantener la convivencia y la cohesión como fundamentos de la sociedad y explicar sin complejos la situación, esto redundará en beneficios para las empresas y para los trabajadores', dijo Puig. 'La soberanía y las estructuras de Estado son positivas para empresarios y trabajadores', aseguró el conseller de Interior y recordó que la tasa de paro de comunidades con concierto fiscal, como el País Vasco, es la mitad de la de Cataluña.