Público
Público

Un tercio del gasto sanitario es privado

Madrid, Illes Balears y Catalunya son las autonomías con un mayor porcentaje de ciudadanos que pagan una póliza de salud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En tiempos de crisis, mientras la sostenibilidad del sistema público se debate entre recortes y propuestas de copagos, el sector privado ve la oportunidad de ampliar su número de clientes. La propuesta del conseller de Salut catalán, Boi Ruiz, parece responder a las pretensiones de un sector que, hasta 2008, vio crecer sensiblemente el número de primas hasta suponer un montante de 4.148 millones de euros, entre seguros individuales y colectivos. Al no haber especificado qué cantidad de ingresos se debería superar para verse obligado a contratar una póliza privada, no se puede calcular el número de ciudadanos afectados, pero sin duda superarían con creces los poco más de cuatro millones de españoles que ya tienen una póliza individual.

En total, sumando las pólizas individuales y las colectivas, la sanidad privada cuenta en España con 6,8 millones de asegurados, según los últimos datos del sector, de 2008. El gasto sanitario privado fue ese mismo año de 27.669 millones de euros, un 29% del gasto total en sanidad, que ascendió a 94.290 millones. En relación al Producto Interior Bruto (PIB), el gasto de la sanidad privada supuso el 2,42% y el de la pública el 6,25%.

Unos cuatro millones de españoles pagan a una mutua

Tradicionalmente, Catalunya ha sido una de las autonomías con mayor implantación de la sanidad privada. Hoy, un 24% de su población tiene contratada una póliza, lo que la sitúa en el tercer puesto en cuanto a autonomías con más porcentaje de población asegurada, por detrás de Madrid (30%) y Balears (25%).

El asentamiento de la sanidad privada en Catalunya tiene su origen en las mutuas patronales que crearon las empresas durante la industrialización. Cuando estas se dividieron en mutuas de trabajo y de previsión social, aunque sólo las primeras fueron obligatorias, la costumbre llevó a los catalanes a seguir pagando sus pólizas para recibir asistencia sanitaria privada. Euskadi es otra de las autonomías que mantiene una implantación de los seguros privados con mayor arraigo. El 18% de sus ciudadanos pagan una póliza, como en Aragón y Castilla y León. La tradición vasca arranca en 1934, cuando no existía un sistema sanitario público universal. Entonces, un centenar de médicos de Bilbao constituyó la Asociación del Igualatorio Quirúrgico y de Especialidades (IMQ), la primera aseguradora médica privada de España, que aún hoy funciona.

Madrid y Valencia han cedido la gestión hospitalaria a empresas

Al margen del ámbito de las mutuas, la línea entre la sanidad pública y la privada se ha difuminado en las últimas dos décadas. Con la inauguración del Hospital de La Ribera en Alzira (Valencia), en 1999, arrancó en España el modelo de gestión privada de los hospitales públicos. La fórmula se extendió a otros centros valencianos y Madrid la hizo suya en los ocho hospitales que inauguró en 2008. A cambio, la Administración paga una especie de alquiler durante unos 30 años, lo que a la larga, sale más caro.

Por otra parte, Catalunya, desde los orígenes del sistema sanitario público, ha sido la autonomía con más hospitales públicos que no gestiona directamente la Administración. Además de mantener muchos conciertos con centros privados, la mayoría de hospitales públicos son gestionados por entidades religiosas sin ánimo de lucro.