Público
Público

"Fuimos a por los terroristas, no a por los independentistas"

Alfredo Pérez Rubalcaba. Candidato presidencial del PSOE. Subraya que las opciones políticas podrán ahora "competir en igualdad de condiciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esta entrevista comienza en la parte 1: 'La culpa es de José Luís'

Quien fue ministro del Interior durante más de cuatro años, y vivió en ese cargo la frustración de ver cómo ETA, con el atentado en la T-4 de Barajas, hacia saltar por los aires la esperanza de que su final llegara en 2006, no tiene 'ninguna' duda de que ahora sí, de que esta vez 'la violencia se ha acabado'.

Esa garantía, ¿se la da la información policial o la credibilidad de todo el cambio que se ha producido en la izquierda abertzale?

Todo, porque es verdad que ETA se ha quedado sin sentido político.

¿Cuáles son los factores principales que han llevado a este final? ¿Qué peso han tenido, a su juicio, el proceso de paz del año 2006, el atentado de la T-4 de Barajas y la colaboración de Francia?

Estamos donde estamos por la debilidad de ETA. Y esa debilidad es el resultado de la acción policial en España y en Francia. Ahora bien, es verdad que cuando ETA dinamita, nunca mejor dicho, el proceso que se inició en el año 2006 con la bomba de la T-4, estaba, sin saberlo, iniciando su declive final. Recuerdo una foto de los dirigentes de Batasuna, Arnaldo Otegi entre ellos, en un ascensor el día del atentado. Sus caras anunciaban lo que después pasaría. Aunque no hubiera pasado sin la acción policial que quitó de en medio a los dirigentes mas sangrientos y capaces de ETA.

'La paz no la han traído quienes apoyaron a ETA, sino quienes le hicimos frente'

¿Reconoce que dirigentes de Batasuna como Otegi, Díaz Usabiaga, Rufi Etxeberria y otros han jugado un papel fundamental en el logro de la paz?

Para Batasuna la ruptura definitiva con ETA es muy difícil. La historia pesa y algunos de sus dirigentes no sé si esos en concreto, la verdad pensaban que del final de ETA se podía sacar algún rédito político. Pero, sobre todo, la paz no la han traído quienes durante años apoyaron a ETA, sino quienes le hicimos frente. No vamos a permitir que escriban lo que ha sido el horror de estos años ni tampoco el final de estos años de terror. Se lo debemos a las víctimas.

Pero, con lo que pasó en la Conferencia de Paz de Donostia, puede dar la impresión de que se ha ganado la batalla policial a ETA, pero también de que la batalla política la gana la izquierda abertzale.

'ETA, sin saberlo, inició su declive final cuando dinamitó la T-4 de Barajas'

No. No es eso. Nosotros nunca dimos la batalla política. Nosotros fuimos a por los terroristas, no a por los independentistas. Es bastante evidente para cualquiera que conozca el País Vasco. ¿Alguien ha dejado de ser independentista por ETA? No. La gente sigue pensando básicamente lo mismo desde hace 25 años. Lo que ha habido son independentistas que se oponían a la violencia y votaban a otras opciones, y cuando ha desaparecido la violencia, los independentistas se han colocado en su lugar, entre comillas, natural. No puede sorprender a nadie que el final de ETAcoincida con un crecimiento de la izquierda abertzale. ¿No les decíamos bombas o votos? Pues, votos. Ahora podremos competir en igualdad de condiciones.

Desde el socialismo vasco, su presidente, Jesús Eguiguren, ha sido quien más apostó por el proceso de paz, por la sinceridad del cambio en Batasuna y por este final de ETA. Usted no siempre ha coincidido con sus criterios. ¿Este final confirma que la apuesta de Eguiguren merecía la pena?

He discrepado de algunas de las opiniones de Jesús. A veces he cuestionado la oportunidad de hacer públicas sus reflexiones. Pero lo he hecho desde el aprecio político y el cariño personal que le tengo, que es muchísimo. Por eso siempre le he defendido y he defendido su derecho a expresarse. Jesús Eguiguren ha trabajado infatigablemente por acabar con la violencia en Euskadi y negarlo es miserable. ¿Tenía razón él o yo? Bueno, al final estamos donde estamos y la política antiterrorista ha sido la que ha sido.

'Ninguna organización terrorista se disuelve hasta que sabe qué va a pasar con sus presos'

¿Comparte con Eguiguren que 'mientras haya presos, hay ETA'?

Sí. Pero también hubo IRA hasta cinco años después de acabar el IRA. Ninguna organización terrorista se disuelve hasta que sabe qué va a pasar con sus presos. Pero una cosa es que haya ETA formalmente y otra que la haya realmente, que realice atentados o cometa otras actuaciones ilegales.

¿Cuál es su posición respecto a las 'reclamaciones' con las que ETA acompaña su anuncio de abandono de la violencia, concretamente sobre la negociación con los gobiernos de España y Francia en torno a las 'consecuencias del conflicto'?

Ya he dicho que lo que haya que hacer se deberá consensuar con los partidos políticos democráticos en la próxima legislatura.

¿Hay margen en la política penitenciaria para facilitar la reinserción de etarras?

La respuesta es la misma que a la pregunta anterior.

'Si estuviera gobernando la derecha, el comunicado de ETA sería histórico'

Con la trascendencia que ha tenido la política penitenciaria, ¿teme que cambie si es Rajoy quien gana las elecciones generales?

Yo creo que el PP va a hacer la misma política que hemos hecho nosotros, que es la que hicieron ellos. ¡Pero si ellos acercaron más presos que nosotros! Aunque si ganan las tesis de Aznar, estos son capaces pero no, no me parece razonable.

Las operaciones policiales contra el sector duro de la izquierda abertzale y el excarcelamiento de dirigentes partidarios de las vías políticas también han contribuido al final de ETA. ¿Se han hecho muchas más cosas de las que hasta ahora se conocen para conseguir este objetivo?

Se ha aplicado la ley, con inteligencia.

¿Cree que hay sectores políticos y económicos que no quieren la paz por miedo a la independencia de Euskadi?

Lo que no quieren es reconocer ningún mérito a Zapatero, ni a mí. Si estuviera gobernando la derecha, el comunicado del fin de ETA sería histórico. El número más grande de votos de la izquierda abertzale fue en la tregua de 1998, casi más que ahora, que tiene los de Eusko Alkartasuna y que entonces estaba con el PNV. La derecha sabe que el final de ETA trae consigo necesariamente un crecimiento, por lo menos a corto plazo, de la izquierda abertzale.

'Ahora, de repente, Rajoy quiere hablar todo el tiempo con Zapatero y le llama'

¿Hasta el punto de ver en el horizonte un lehendakari de Batasuna?

No. Yo creo que no porque eso sería el fin del PNV.

Sectores de la derecha acusan al Gobierno y a los socialistas de equiparar a víctimas y verdugos. ¿Qué responde?

Mire, he soportado esos y otros insultos peores en mis años de ministro del Interior. Muchas veces me he mordido la lengua porque siempre he creído que la unidad de los partidos es un activo importantísimo en la lucha antiterrorista. Acabo de volver de Euskadi de estar con mis compañeros del PSE [Pocas horas antes de contestar a estas preguntas ha protagonizado en Donostia, junto con el lehendakari Patxi López, un mitin cargado de emotividad] Y, ¿sabe qué le digo? Que aguantaría otros cinco años de insultos con tal de ver las caras de emoción que he visto en quienes llevan viviendo muchos años con miedo.

¿Cómo han sido los momentos que no hemos visto de ese acto en el que usted y el lehendakari han llorado abiertamente?

Han sido momentos agridulces. Nos abrazábamos y no sabíamos si reír o llorar. Lo más duro, y también lo más hermoso, fue compartir esas emociones en la intimidad con Patxi, Rodolfo, Txiqui, Jesús, Edu (Madina)... Y especialmente con personas que estuvieron a punto de morir o que perdieron a seres queridos. Les miraba a todos, miraba a Marian (viuda de Isaías Carrasco, asesinado en 2008) y sólo podía pensar ¿Por qué este momento no habrá llegado antes? ¡Cuánto sufrimiento inútil nos habríamos ahorrado!

'No creo que haya un lehendakari de Batasuna. Eso sería el final del PNV'

En estos días previos al anuncio, ¿ha hablado con Rajoy?

No. Él quiere hablar con Zapatero todo el tiempo. Ahora, de repente, le llama. Le interesa eso porque está intentado dar la imagen de un traspaso de poderes.

Usted fue negociador del Estatut de Catalunya y ahora parece que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, está en una deriva soberanista más acentuada que nunca en CiU. ¿Ve posible pactar con la coalición nacionalista tras el 20-N?

Es cierto que CiU tiene un discurso mas soberanista, pero sus políticas concretas, sus alianzas y sus declaraciones parece que le sitúan más cerca del registrador y más lejos del notario ¿Recuerda lo de la visita al notario de Artur Mas? [en octubre de 2006, para dar credibilidad a su compromiso de que no pactaría con el PP].

'CiU está más cerca del registrador [Rajoy], que del notario' ante el que firmó que no pactarían

Las elecciones generales se van a celebrar sin que el Tribunal Constitucional se haya pronunciado aún sobre la reforma del aborto o el matrimonio entre personas del mismo sexo. ¿Ve en peligro estos derechos?

No sé lo que decidirá el Tribunal pero, a pesar de la ambigüedad calculada de Rajoy, sí sé lo que dicen diferentes responsables del PP, como Soraya Sáenz de Santamaría o Jorge Fernández Díaz. Las quieren modificar, sobre todo la del aborto. Como quieren volver a la píldora postcoital con receta. Siempre han sido más de derechas que de derechos.

¿Por qué el Gobierno no aprobó la reforma de la Ley de Libertad Religiosa que prometió en 2008? Se dice que usted se opuso

Se dicen muchas cosas que no son ciertas. Esa es una de ellas.

En su programa plantea obligar por ley a que, en el plazo de ocho años, se alcance una cuota del 40% de mujeres en los consejos de administración de las grandes empresas, pero la composición de las listas ha llevado a algunas destacadas militantes de su partido a denunciar que exigen fuera lo que incumplen en casa...

'El PP quiere modificar la ley del aborto y volver a la píldora poscoital con receta'

Hemos avanzado claramente en el número de mujeres que encabezan las listas del PSOE, tanto en el Congreso como en el Senado. Ha sido un empeño personal mío porque creo que, efectivamente, hay que predicar con el ejemplo.

Los socialistas tienen por costumbre mirar al Norte de Europa, pero en Noruega el 75% de las mujeres son parte activa del mercado laboral.

Es cierto. Ese dato marca lo mucho que queda por hacer. Llevamos muy pocas décadas de lucha por la igualdad entre hombres y mujeres y siglos de machismo. En los años del Gobierno de Zapatero se han hecho leyes muy importantes. Pero todos sabemos que es más fácil cambiar el BOE que las mentalidades. Por eso hay que mantener continuamente la atención política sobre este tema. Si paramos, retrocederemos.

Esta entrevista continúa en la parte 3