Público
Público

Tetrapléjico, víctima de la violencia racista e ignorado

Miwa Buene Monake quedó tetrapléjico hace ocho meses tras recibir una brutal paliza por ser negro. El ataque no fue grabado por la televisión. Todavía está a la espera de que el fiscal presente la acusación contra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 10 de febrero de 2007 Miwa Buene Monake fue atacado brutalmente en plena calle de Alcalá de Henares (Madrid). Es negro. Su agresor, Roberto Alonso de Varga, está en libertad sin fianza. Buene Monake ha quedado tetrapléjico de por vida tras recibir un fuerte golpe en la nuca que le provocó una lesión medular.

A raíz del ataque racista de esta semana en el tren de Barcelona, Miwa ha optado por recordar su caso, minimizado por el simple hecho de que su agresión no quedó grabada en ningún lado.

Según ha relatado hoy, el agresor, que lucía estética pronazi, le increpó: 'Arriba España' y 'eh, tú, mono, tu sitio no está aquí, tu sitio está en el zoo'.

17 días en coma 

'Yo no quería discutir -explica- porque a la derecha había varias personas y me di cuenta de que eran de su grupo porque le decían, ¡campeón déjale!, pero al cambiar de acera recibí un golpe muy fuerte y no me di cuenta de nada más hasta que me desperté en el hospital Príncipe de Asturias'. Allí permaneció 17 días en coma.

'¡Eh, tú, mono, tu sitio no está aquí, tu sitio está en el zoo!'

'Siete meses después, el fiscal ni siquiera estaba enterado de los hechos' y 'yo sólo pienso que el mismo agresor me puede hacer daño una segunda vez y que ha paralizado mi vida', se ha quejado.

Mirelle Nyenewile, su mujer, se pregunta si la Justicia hubiera actuado igual si las cosas hubieran sucedido al contrario y si su marido hubiera atacado a un blanco en plena calle.

'Pido prisión para este chico porque mi marido sólo mueve el cuello y la cabeza. Esa es la lotería grande que me ha tocado en España. Mi vida ya no tiene sentido de nada y un chico con antecedentes anda por la calle y hace su vida', relata.

El presidente de Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, explicó que la Delegación del Gobierno en Madrid facilitará la reagrupación familiar de Miwa y traerá a sus dos hijos y a su hermana, en unas dos o tres semanas, gracias además a que Air France pagará los billetes de avión.

Además, según Ibarra, el consejero de Inmigración de la Comunidad de Madrid se ha comprometido a intentar que el IVIMA cambie a Miwa su domicilio por otro adecuado a las necesidades de un tetrapléjico.

A la espera de la acusación del fiscal 

Movimiento contra la Intolerancia se ha personado además como acusación popular y ahora mismo, 'ocho meses después, aún estamos a la espera de que el fiscal presente una acusación'.

El agresor, Roberto Alonso de Varga, 'que ha sido perfectamente identificado por los testigos, sólo tiene que ir dos veces al mes al Juzgado número 4 de Alcalá para firmar' pero 'nosotros exigimos su ingreso en prisión como medida cautelar'.

Esteban Ibarra advirtió además de que las agresiones como la de Miwa o la que fue grabada por las cámaras de Ferrocarriles de Barcelona hace unos días 'no son episodios aislados', sino que 'se producen de manera reiterada'.

Las autoridades 'debían tomarse en serio esta situación porque es grave. Sólo en Internet hay grabadas una cantidad de agresiones escandalosa y nadie actúa de oficio', según Ibarra.

Respuesta institucional

A su juicio, hace falta una respuesta institucional, la creación de una fiscalía especializada, una acción vigorosa de la justicia, protección para las víctimas, una legislación contra el racismo, mayor implicación de los atestados policiales, una mejor actuación fiscal ante estos hechos y un sistema informático que permita ordenar estos delitos para identificar rápidamente al agresor.

Movimiento contra la Intolerancia ha habilitado el teléfono 902.180.995 para que las víctimas denuncien las agresiones 'aunque no tengan papeles'.