Público
Público

El tijeretazo del PP se centra en los cursos de formación

Rajoy quiere recortar 537 millones reduciendo a la mitad la formación que reciben tres millones de trabajadores. Su plan de ahorro sólo llega al 40% del previsto por el Gobierno en sueldos y pensiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder del PP, Mariano Rajoy, tiene su propio plan para evitar que se congelen las pensiones y que los funcionarios vean reducido su salario. La alternativa de los conservadores plantea un recorte de sólo 3.120 millones de euros, frente a los 8.250 que prevé ahorrar el Gobierno gracias a ambos colectivos. Es decir, que el ahorro del PP no llega ni al 40% de lo previsto en funcionarios y pensiones y representa menos del 21% del ajuste total de 15.250 millones.

Lógicamente, el tijeretazo del PP también tiene sus damnificados: los cursos de formación que reciben al año tres millones de trabajadores y las ayudas que España destina al desarrollo del tercer mundo.

Hasta la fecha, el líder del PP no ha desgranado en público este plan de ahorro. Su intención era defenderlo el pasado 27 de mayo en el Congreso de los Diputados, durante el debate sobre el decreto ley de recorte del gasto. Pero finalmente no hubo turno de réplica y Rajoy no pudo exponer su alternativa. Se trata de un documento de cinco folios, elaborado por la asesoría del Grupo Parlamentario Popular.

El PP sólo detalla el 40% de su plan de ahorro del gasto público

Aunque el documento del PP cifra en 3.120 millones el recorte del gasto en la Administración General del Estado, en realidad sólo se concretan por capítulos presupuestarios 1.251 millones, es decir, el 40%. Público preguntó al PP de qué partidas concretas se ahorrarían los otros 1.869 millones y la respuesta del partido fue la siguiente: 'Provienen de transferencias a sociedades estatales y convenios con comunidades autónomas y corporaciones locales'. Eso sí, evitó aclarar de qué transferencias y convenios se trata.

¿Dónde apuesta el PP por meter la tijera? Las dos principales partidas afectan a los cursos de formación continua y a la ayuda al desarrollo. 'En subvenciones, formación y otras partidas a sindicatos, aplicando el 50% de recorte, se ahorrarían 537.798.000 euros', se indica en el documento. Un portavoz oficial del PP explicó a este diario que se trataba de las partidas 443 y 452 de los Presupuestos. La primera corresponde a los gastos corrientes de la Fundación Tripartita integrada por el Gobierno, la patronal y los sindicatos y está dotada con 39 millones de euros. La segunda tiene un presupuesto de 1.097 millones de euros, dedicados a 'la gestión por las comunidades autónomas de la formación profesional para el empleo'. Es decir, la formación continua.

Fuentes sindicales consultadas por Público consideran que el PP quizá no es consciente de que este recorte en formación supondría dejar sin empleo a miles de personas que se encargan de impartir las clases. Además del perjuicio que supondría para los tres millones de trabajadores que se quedarían sin formación.

De todas las partidas mencionadas en el documento, la más cuantiosa es la de ayuda a países del tercer mundo. El PP está convencido de que es posible recortar estos fondos en un 36% para conseguir un ahorro de 624 millones de euros. Este tijeretazo se distribuiría de la siguiente forma: 500 millones menos para el Fondo de Ayuda al Desarrollo que tiene un presupuesto en 2010 de 1.355 millones, otros 50 millones restados al Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento que en total tiene 300 millones y 74,6 millones eliminados en subvenciones al desarrollo.

Entre altos cargos y personal eventual deberían ir a la calle 508 personas

Aunque el PP explica en este caso al menos de qué partida presupuestaria suprimiría el dinero, lo que no hace es aclarar los programas concretos que descartaría. En el documento sólo se detalla la eliminación de ayudas que suman 10,5 de los 624 millones que los conservadores quieren ahorrar. Así, por ejemplo, rechaza destinar 733.333 euros a la descentralización en Angola, dedicar 50.000 euros para la Asociación de Jueces por la Democracia de Honduras o emplear 46.000 euros en un archivo de sonidos del Perú.

El partido de Rajoy también critica que la Fundación Pluralismo y Convivencia, creada en 2005 en el marco de la Alianza de Civilizaciones, perciba cinco millones de euros al año. El objetivo de esta fundación, cuyo patronato preside Francisco Caamaño, ministro de Justicia, es promover la libertad religiosa a través de la cooperación con las confesiones minoritarias.

Tampoco ve con buenos ojos la dotación de un millón de euros al Instituto Universitario para la formación e investigación de las disciplinas relacionadas con la Alianza de Civilizaciones, partida del Ministerio de Educación. Ni los dos millones destinados a la Federación de Ikastolas de Navarra.

Una de las partidas más llamativas por sus consecuencias es aquella con la que los conservadores apuestan por reducir los gastos de personal del Estado. Concretamente, una reducción de un 25% de los altos cargos y de un 50% del personal eventual de los ministerios. Aplicar el recorte que propone el PP supondría prescindir de 125 altos cargos y de 383 integrantes del personal eventual. En total, 508 personas pasarían a engrosar las listas del paro.

'El Grupo Popular no ha dado un número total de altos cargos ni eventuales'

Al ser preguntado por esta cifra, el portavoz oficial del PP respondió lo siguiente: 'El Grupo Popular no ha dado un número total de altos cargos ni eventuales. Lo que ha dado es el ahorro que representa dar cumplimiento a las iniciativas aprobadas en el Congreso que instan a la reducción de altos cargos en un 25% y el ahorro que supone prescindir en tiempos de crisis del 50% de funcionarios eventuales. En relación al número, corresponde al Gobierno determinar qué puestos de altos cargos podrían ser amortizados por no ser funcionarios'.

El ahorro del que habla el PP en su documento suma 9.276.690 euros en nóminas de altos cargos y 24.646.000 euros en el caso del personal eventual. En total, 33.922.750 euros.

El PP también apuesta por reducir al 50% la partida de gastos corrientes de funcionamiento. 'Lo cual supone rebajar a la mitad los gastos en material, suministros, publicidad y propaganda, estudios técnicos, reuniones, conferencias, cursos, prensa y revistas, gastos protocolarios y publicaciones'. No aparece detallado el monto total de ahorro que supondrían tales reducciones. Pero sí algunos ejemplos. Los conservadores hablan de un ahorro superior a los siete millones de euros en atenciones protocolarias y de representación y de más de seis millones en gastos en publicaciones.

En las últimas semanas, Rajoy también ha hablado con insistencia de reducir las subvenciones a los partidos políticos. Primero habló de eliminarlas por completo, pero en el documento se concreta la intención de reducir en un 50% la partida que el Ministerio del Interior destina a subvencionar a los partidos. Ello supondría un ahorro de 41.597.830 euros al año por esta vía.

Los conservadores, con la financiación de su formación en el punto de mira a cuenta del caso Gürtel, han apostado en los últimos días por enarbolar la bandera de la austeridad en los gastos electorales. De hecho, Rajoy ya se ha comprometido en público a luchar para que se reduzcan 'a la mínima expresión'.