Público
Público

Tijeretazo a las urgencias nocturnas en Catalunya

El Govern de Mas empieza el curso aplicando un nuevo recorte sanitario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Prohibido ponerse enfermo por las noches'. Hace semanas que miles de usuarios de la sanidad pública catalana reparten panfletos a las puertas de los Centros de Atención Primaria (CAP) de Catalunya con este mensaje. Hoy tiene más razón de ser que nunca.

Con la llegada de septiembre, los peores presagios de pacientes, vecinos y profesionales médicos se han hecho realidad. El Govern de Catalunya ha hecho efectivo el anuncio del pasado julio sobre el recorte sanitario, dentro del Plan de Ordenación urgente de Catalunya. De este modo, 46 centros, una cuarta parte del total de 185, dejarán de ofrecer desde hoy servicio de urgencias nocturnas. Además, cuatro CAP cerrarán, en un plazo inferior a los dos meses, sus puertas definitivamente, derivando sus pacientes a otros centros cercanos.

Los cambios afectan al 25% de los Centros de Atención Primaria

Los recortes sanitarios y los cierres de centros de atención primaria que se llevaron a cabo durante el pasado agosto se han transformado ahora en un 'nuevo modelo de urgencias en horario nocturno', tal y como avisó el Govern en julio que sucedería.

Los cambios realizados responden al plan de ordenación de la atención urgente, presentado por el gabinete autonómico de Artur Mas el pasado 15 de junio. Un proyecto bajo los conceptos de 'efectividad' y 'calidad' para 'evitar duplicidades y rentabilizar servicios infrautilizados'.

Durante agosto, numerosos CAP han sido ocupados por vecinos, generalmente pacientes y gente mayor, en señal de protesta por el recorte sanitario. Los acampados han denunciado en reiteradas ocasiones que el cierre parcial de los centros, con la excusa de la llegada del verano, era la antesala de un gran recorte que atentaba contra los derechos fundamentales y el Estado de bienestar.

Vecinos y afectados preparan protestas y manifestaciones para hoy mismo

Un día antes de que empiece septiembre, el Departamento de Salud ha confirmado sus sospechas: el 25% de los CAP de toda Catalunya dejarán de ofrecer servicio de urgencias nocturno y el 52% sufrirá modificaciones en su horario habitual de atención.

El anuncio del nuevo tijeretazo al servicio de urgencias no ha sorprendido a nadie. No obstante, los habitantes de las poblaciones afectadas por los cierres de los CAP se están organizando para protestar y algunos de ellos ya anunciaron ayer nuevas acciones reivindicativas.

Los vecinos de l'Arboç, municipio cercano a la ciudad de Tarragona, y de otras poblaciones cercanas se manifestarán esta noche frente al CAP afectado por las medidas y han dejado la puerta abierta a acampar en el centro. Los municipios del Valle de Camprodon (Girona) se reunieron el martes para redactar un manifiesto que exige al Govern de la paralización de la medida.