Público
Público

Tinta roja

Está escrito que al PSOE le aguardan cuantiosas pérdidas de votos en las próximas elecciones locales y autonómicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Aunque la crisis económica y financiera española es el tema dominante de la vida cotidiana, no resulta menos cierto que hay cierta resistencia o incapacidad para incorporar dicha variable y su evolución a las perspectivas políticas en este país. Da la impresión de que todo se reduce a si Zapatero será candidato o no, al momento en que se decidirá a hacerlo público y a quién y de qué modo ha de determinar, caso de no serlo, el nombre de su sucesor en el Gobierno o cartel.

Está escrito, sí, que habrá elecciones municipales y autonómicas en un gran número de comunidades autónomas y en todos los ayuntamientos en mayo de 2011, y que en ellas, como ya ocurriera en Catalunya, a los socialistas les aguarda un baño de tinta roja; es decir, pérdidas cuantiosas de votos.

La economía decidirá la fecha de las elecciones generales

Pero lo que no está escrito vale para el periodo que va desde ahora hasta ese mayo. Y ello tiene que ver, naturalmente, con la marcha de la crisis, el comportamiento de los mercados y la respuesta de la Unión Europea. ¿Y no con la conducta del Gobierno? Zapatero ya ha hecho a grosso modo lo que se le exigía y, según ha jurado, lo seguirá haciendo.

Si se pusiera, por ejemplo, en un escrito con sello confidencial o en un cable reservado de embajada, esta afirmación de Erik F. Nielsen, economista jefe de Goldman Sachs para Europa, escrita en noviembre, ¿cómo sonaría?

Dice en su última nota del año, distribuida entre sus clientes el domingo 19 de diciembre, que 'el Gobierno español ha realizado enormes cambios en el marco de su política y el sector privado español ha encarado un ajuste de su balance de una magnitud que nunca antes he visto en un país industrializado; con o sin un ajuste del tipo de cambio. ¿Ha habido manifestaciones y huelgas? Seguro, pero nada peor de lo que hemos visto en el Reino Unido en las últimas dos semanas. El ajuste fiscal nunca es popular y, lo que es importante, la mayor parte del ajuste se está haciendo en Europa del lado del gasto. ¡Esto no puede ser malo en el largo plazo!'

¿Es posible soportar tipos de entre el 5% y el 7% que se llevan el ajuste?

Con todo, Nielsen vaticina que en los primeros meses de 2011, con las necesidades de financiación del sector público (hoy precisamente el Tesoro sale a por entre 3.000 y 4.000 millones de euros) y privado, las tensiones volverán. 'Y con las agencias de rating siempre por detrás de los acontecimientos y ejerciendo renovada presión sobre la asignación del dinero el riesgo bien puede inclinarse hacia el deterioro del mercado'. La pregunta, pues, ¿es posible soportar tipos de entre el 5% y 7% como estamos pagando ahora, que se llevan lo que el ajuste del cinturón impone? Nielsen: 'No podemos tener otro año con estos tipos mientras los países encaran sus devaluaciones internas. O los mercados se calman o esto va a explotar'.

Moody's y Standard & Poors están haciendo su trabajo. Ya en diciembre de 2007, después de conceder la triple A a productos financieros basura, los degradaron masivamente. En enero de 2008, en un solo día, S&P rebajó 6.300 productos basados en hipotecas basura. Es la amenaza de Moody's desde la semana pasada al Reino de España primero, al Ayuntamiento de Barcelona más tarde y a los bancos españoles ayer.

Todos estos elementos van a dictar el ritmo del desenlace político en España, a saber, si será posible mantener el calendario de elecciones generales después de las municipales y autonómicas de mayo. O no.