Público
Público

Tomás Gómez compatibilizará la Asamblea de Madrid con el Senado

El líder del PSM intenta tener un altavoz a escala nacional y se acompañará de Maru Menéndez, exportavoz del partido en la Cámara regional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tomás Gómez no ocupará sólo un escaño en los próximos cuatro años. Tendrá, previsiblemente, dos. Uno en la Asamblea de Madrid, el que ayer ocupó por primera vez en su carrera política. El otro, en el Senado, que aún le espera.

Los resultados de las elecciones del 22-M también producen corrimiento de sillas en las Cortes Generales. Diputados y senadores que van y vienen. Pero en la Cámara alta la renovación es obligada, ya que los 13 parlamentos autonómicos salidos de las urnas deben elegir a sus representantes en la capital.

La Asamblea madrileña designará entre finales de junio y primeros de julio a sus siete senadores. El Partido Socialista de Madrid (PSM) pierde uno de sus tres parlamentarios. Y los dos que ocuparán escaño, según confirmó ayer martes Público, serán su secretario general, Gómez, y Maru Menéndez, la portavoz en los últimos cuatro años en la Cámara regional y miembro de la ejecutiva federal del PSOE.

El líder del PSM ya comentó antes de la campaña a su círculo de confianza que, si perdía las elecciones, quería ser senador. Su voluntad no ha cambiado. En el partido explicaban la “lógica” de la decisión. “Le otorga una plataforma nacional, y eso es bueno para Madrid”, razonaba un dirigente próximo a Gómez, quien recordaba los casos de Jaime Lissavetzky y Rafael Simancas, que fueron secretarios generales del PSM en la oposición y senadores. En la Cámara se sienta otro barón socialista: el asturiano Javier Fernández, también derrotado el 22-M por Francisco Álvarez-Cascos. 

El escaño para Menéndez es un “premio” a su “dura labor” como portavoz en Madrid, tarea que ahora desempeñará su jefe. Los argumentos para la elección de ambos eran repetidos por todos los dirigentes consultados.

La decisión está “tomada”, aunque queda el procedimiento formal: que Gómez y Ménendez sean propuestos por la ejecutiva del PSM, confirmados por el Grupo Socialista y ratificados por el pleno.

Gómez y Menéndez sustituirían a Ruth Porta, José Quintana y la exministra de Felipe González Matilde Fernández, a la que el líder del PSM quería conceder una secretaría de la Mesa de la Asamblea. El pacto de PP, IU y UPyD le cerró el paso, por lo que la decisión sobre los senadores autonómicos podría dar un giro. Los cinco representantes restantes serían del PP, salvo que los conservadores cedan un puesto a IU. Todo depende de qué fórmula de reparto se aplique: D'Hondt (como en la legislatura pasada), lo que haría que la distribución fuese 5-2, o bien proporcional pura, lo que comportaría una asignación 4-2-1.

La marcha de Porta al Ayuntamiento de Madrid como número dos de Lissavetzky hizo cambiar ayer la dirección del PSOE en la Cámara Alta, que lidera Carmela Silva. La Secretaría General del grupo pasará a José Miguel Camacho, hasta ahora portavoz adjunto. Se incorporan al equipo Yolanda Vicente, Miriam de Andrés y Esmeralda Iranzo. Se mantiene el sevillano Antonio Gutiérrez Limones. De la cúpula sale María Ascensión Murillo, que esta legislatura volverá a ocupar escaño en la Asamblea de Extremadura.