Público
Público

Tomas Gómez: "A González no le quieren ni en su partido y Rato se fue del FMI"

José Blanco dice que Rajoy propone a Rato para eliminarlo como posible sucesor en el PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al secretario general del PSOE en la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, no le gusta ninguno de los tres candidatos propuestos por el PP para encabezar Caja Madrid. 'A González no le quieren ni en su partido, Rato no cumplió su mandato en el Fondo Monetario Internacional y De Guindos fue consejero de Lehmman Brothers, que fue protagonista de la crisis internacional', afirmó.

Por su parte, el ministro de Fomento y vicesecretario de organización del PSOE, José Blanco, entiende que Rajoy propone a Rato para ponerse al frente de la entidad financiera para evitar que sea un posible sucesor en el PP.

En rueda de prensa durante la Primera Convención de Ciudad de Madrid, Gómez destacó que los socialistas madrileños deben tener un papel en la elección de los órganos de dirección de Caja Madrid. 'Los socialistas tenemos dos opciones. La primera, quedarnos fuera de la institución, es decir, no participar en Caja Madrid o, dos, participar y fiscalizar y promover acciones en Caja Madrid y reorientar su política', destacó.

No obstante, explicó que 'quien tiene la responsabilidad para hacer una propuesta de presidente de Caja Madrid es el Gobierno autonómico de la Comunidad de Madrid porque la ley de cajas es la que es y, desde luego, no despolitiza las cajas, sino que le otorga la mayoría suficiente para poder propiciar quién tiene que presidir una entidad financiera'.

En este sentido, Gómez recordó que el PSOE de la Comunidad de Madrid ya se quedo fuera de los órganos de dirección en 2004: 'Cuando se produjo la última renovación de cargos, en los coletazos del Tamayazo que tan caro nos costó a los socialistas madrileños, el secretario general del partido y el partido decidieron en aquel momento no participar en los órganos de dirección de Caja Madrid porque iban a participar algunos nombres como Romero de Tejada, un nombre bien manoseado en todo el asunto del tamayazo'.

Esta autoexclusión, continuó el secretario general del PSOE de Madrid, 'nos llevó en la práctica a no estar, impidió fiscalizar y reorientar las políticas de Caja Madrid', por lo que se preguntó si 'entendería algún madrileño o español o alguien en el mundo que los socialistas abandonáramos el Parlamento autonómico porque allí se sientan tres presuntos delincuentes votando con el PP'.

'No sería razonable', se contestó, por lo que concluyó que su posición es 'no estar fuera de las instituciones, somos un partido de Gobierno y no queremos encontrarnos esto en 2011 como un serial'.