Público
Público

Un total de 28 provincias, en alerta por calor

En alerta naranja (riesgo importante) están Madrid, Toledo, Cáceres, Badajoz, Ciudad Real, Jaén, Cordoba, Sevilla, Huelva y Cádiz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

>> Consulta el tiempo en tu ciudad

Un total de 28 provincias están este miércoles en alerta por temperaturas significativamente altas en numerosos puntos de la Península, especialmente en la mitad sur, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Concretamente, en alerta naranja (riesgo importante) están Madrid, Toledo, Cáceres, Badajoz, Ciudad Real, Jaén, Cordoba, Sevilla, Huelva y Cádiz, donde también hay riesgo importante por viento y olas en la costa.

Además, en alerta amarilla (riesgo) se encuentran Pontevedra, Orense, León, Valladolid, Zamora, Salamanca, Ávila, Guadalajara, Zaragoza, Teruel, Huesca, Lleida, Tarragona, Cuenca, Albacete, Granada, Almería y Málaga.

De este modo, en el oeste peninsular se esperan intervalos nubosos de nubes medias y altas y de nubosidad de evolución, con posibilidad en el interior de dicha zona de chubascos aislados débiles, localmente moderados y con tormenta. En el cantábrico occidental habrá algún intervalos nuboso al principio de la jornada.

En Canarias, en el norte de las islas de mayor relieve, los cielos estarán nubosos tendiendo a intervalos nubosos; y en Lanzarote y Fuerteventura, habrá intervalos nubosos tendiendo a poco nubosos. En el resto de España se espera predominio de cielos poco nubosos con alguna nubosidad de evolución en áreas de montaña.

Además, en la Península, las temperaturas irán en ascenso ligero o moderado, localmente notable en el Alto Ebro y Cantábrico Oriental, mientras que en las islas registrarán cambios ligeros.

El viento soplará de componente este fuerte en el área del Estrecho; y moderado a fuerte, en el litoral oriental de Andalucía. De componente norte será en el litoral de Galicia, con carácter moderado, siendo fuerte al principio en el extremo más occidental; en Canarias, será moderado con intervalos de fuerte.

En los días de mucho calor, Sanidad aconseja beber con frecuencia agua o líquidos sin esperar a tener sed, evitar el alcohol, refrescarse con una ducha, y tomar comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos...).

En el exterior siempre hay que buscar la sombra, cubrirse la cabeza, usar ropa ligera y de color claro y un calzado fresco, cómodo y que transpire.

El Ministerio de Sanidad también recomienda cuidar la piel con protectores solares, utilizar gafas con filtros ultravioleta y reducir las actividades físicas intensas al aire libre, sobre toda durante las horas más calurosas.

En casa, deben bajarse las persianas cuando el sol incida directamente sobre las ventanas y no abrirlas cuando la temperatura exterior sea alta.

También es conveniente refrescar el ambiente con ventiladores y sistemas de refrigeración, siempre con un uso racional de los mismos.

Algunos grupos de población son más sensibles a las altas temperaturas y requieren un mayor seguimiento de las medidas de protección: menores de 4 años, ancianos, personas con enfermedades crónicas o que toman medicación, y personas que realizan esfuerzos físicos en el exterior (tanto trabajo como deporte).

Por último, el aumento de las temperaturas conlleva una mayor sudoración con la consiguiente pérdida de agua y sales minerales que, de no reponerse, puede dar lugar a algunos de los siguientes síntomas: calambres, agotamiento por calor y golpe de calor.