Publicado: 07.08.2014 11:11 |Actualizado: 07.08.2014 11:11

Los trabajadores de la basura de Lugo ratifican el fin de la huelga tras 59 días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los trabajadores de Urbaser, concesionaria del servicio de limpieza del Ayuntamiento de Lugo, han ratificado en asamblea por unanimidad el preacuerdo alcanzado esta madrugada con la dirección de la empresa para poner fin a la huelga de recogida de basura que hoy cumplía 59 días.

A las diez de la mañana, los trabajadores se reunieron para dar luz verde al acuerdo al que llegaron los representantes laborales y la dirección de la concesionaria, con la presencia del mediador Benigno Sánchez, alrededor de las cuatro de la mañana en el Gran Hotel de Lugo tras diez horas de negociación.

El portavoz de Urbaser, Benito García, informó a Efe de que pasadas las cuatro de la madrugada se firmó el acuerdo sobre la base de una propuesta presentada por el concejal de Medio Ambiente, Luis Álvarez, y el negociador del Consejo Gallego de Relaciones Laborales, Benigno Sánchez.

El acuerdo, ya ratificado por la asamblea de los trabajadores, supone la firma de un convenio colectivo de cuatro años de vigencia que renueva los derechos sociales y laborales de los trabajadores y anula los despidos de los once miembros del comité de huelga.

En concreto, según explicó a Efe el portavoz de Urbaser, se aprueba una subida anual de sueldo del 60% del IPC del año en curso, además del pago de una nueva gratificación anual que será de 100 euros este año, de 150 en 2015, de 200 euros en 2016 y de 450 en 2017. Esta paga queda consolidada como la cuarta extra anual de los trabajadores.

El acuerdo también atiende la reivindicación social de que la cobertura de vacantes de puestos de trabajo a tiempo completo se haga con los trabajadores que actualmente están a tiempo parcial durante el fin de semana, turno que, a su vez, será cubierto de forma rotatoria por todos los trabajadores según el plan que se designe.

Además, la cobertura de sustituciones temporales por bajas de trabajadores a tiempo completo también se hará con empleados a tiempo parcial.

Las partes han decidido, a su vez, crear una comisión de seguimiento integrada por la empresa, los sindicatos y el ayuntamiento de Lugo para verificar la aplicación del acuerdo y que este no interfiera en la prestación del servicio de limpieza.

En cuanto al régimen disciplinario, la empresa ha aceptado renunciar al despido de los once miembros del comité de huelga a los que se acusaba de incumplir gravemente los servicios mínimos, y a la retirada de los 78 expedientes de suspensión de empleo y sueldo por 60 días que se habían incoado por el mismo motivo.

Por contra, se acuerda una sanción por falta muy grave de 50 días de empleo y sueldo para los once miembros del comité de huelga. En la práctica, esta sanción, según el representante de Urbaser, no tiene efecto ya que la huelga, iniciada el 9 de junio, sobrepasa ampliamente ese período de tiempo.

Finalmente, las partes acuerdan retirar las demandas judiciales interpuestas mutuamente: la empresa contra los trabajadores por huelga ilegal y los trabajadores contra Urbaser por vulneración del derecho de huelga.

En opinión de Benito García, el acuerdo, alcanzado tras casi diez horas de negociación, es bueno aunque la propuesta presentada por los intermediarios no era del total agrado de la empresa.

Pese a los casi dos meses de huelga, la ciudad de Lugo, según el portavoz de la empresa, está "prácticamente limpia" gracias a los equipos de refuerzo que trajo Urbaser hace unas semanas y a que ahora sí se cumplen los servicios mínimos.

Si finalmente la plantilla (135 trabajadores) ratifica el acuerdo y se desconvoca la huelga, el portavoz de Urbaser aseveró que solo habrá que hacer un esfuerzo en la recogida de los contenedores de papel, cartón y vidrio y, el lunes con el lavado de los contenedores orgánicos, por lo que la situación estaría normalizada a mediados de semana.