Público
Público

La 'trama Nóos' usó facturas falsas para desviar fondos al extranjero

La británica De Goes Ltd., propiedad de una firma de Belice, cobró por servicios ficticios para Valencia y Balears

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Facturas falsas enviadas desde Londres. Y emitidas por supuestos servicios prestados al Instituto Nóos, que a su vez se los cobraba a precio de oro a las administraciones valenciana y balear y, en este caso, también a Telefónica. Ese fue el método que aplicó el círculo del yerno del rey para sacar de España al menos 294.000 de los 470.000 euros que acabaron fuera del país. El dinero fue a parar presumiblemente a una cuenta de Luxemburgo abierta a nombre de una sociedad que el grupo del duque había adquirido en el paraíso fiscal de Belice. Y, según la Policía, los auténticos beneficiarios de ese eficaz mecanismo de desvío de fondos fueron el marido de la infanta Cristina y su socio Diego Torres.

Incorporadas al sumario y fechadas entre octubre de 2006 y diciembre de 2007, aunque su envío finalizó en abril de ese año es decir, ocho meses antes, hay diez facturas giradas desde Londres al Instituto Nóos por De Goes Center for Stakeholder Management Ltd. Siguiendo la estructura de muñeca rusa típica en las estructuras societarias opacas, De Goes Ltd., una sociedad instrumental británica, es propiedad de otra compañía Blossomhill Assets con domicilio en Belice. El monto de las diez facturas asciende a 244.000 euros. De Goes Ltd. carecía de plantilla propia, y así lo desvelan los papeles incautados a la trama Nóos.

Con este método se sacaron 294.000 de los 470.000 euros enviados al exterior

En el paquete de facturas ocupan un papel central las cumbres turístico-deportivas encargadas al Instituto Nóos por la Generalitat valenciana y el Govern balear, las Valencia Summit y los Illes Balears Forum. Contra el Instituto Nóos, De Goes Ltd. giró dos facturas por servicios para esos eventos. Y suman 100.000 euros.

Hay una tercera factura de 50.000 euros relacionada con esas cumbres, aunque esta no va dirigida al Instituto Nóos sino a una compañía también llamada De Goes. Pero esta segunda De Goes no es británica sino una sociedad limitada (SL) española de carácter igualmente instrumental. Y el diseño de matrioska se repite: su dueña es la Fundación DCIS, dedicada oficialmente a la integración social. De Goes SL y DCIS funcionan aparentemente controladas por Diego Torres y Mario Sorribas, hombre de confianza del duque de Palma y apoderado en Aizoon SL, la empresa de Urdangarin y su esposa.

Supuestamente, De Goes Ltd. gestionó la participación de expertos en las Valencia Summit e Illes Balears Forum de 2006, una misión difícil de cumplir con un solo empleado en nómina: esa era toda su plantilla y así lo revelan los propios manuscritos de la trama. Los papeles también constatan que la rentabilidad fue máxima para De Goes Ltd.: 125.000 euros sobre 150.000 facturados.

Más de la mitad de los cobros fueron por el supuesto fichaje de

En otras siete facturas, emitidas igualmente por De Goes Ltd. contra el Instituto Nóos por 116.000 euros, se consignan una serie de supuestos trabajos para la desconocida Sport Events City Network (SECN), algo así como Red Mundial de Ciudades con Eventos Deportivos: el territorio preferido del Urdangarin posolímpico.

Se trata de una iniciativa auspiciada en 2005 por el Ayuntamiento de Valencia pero que cayó en el olvido y para el que nunca se ha destinado un solo euro municipal, aseguran fuentes oficiales del consistorio valenciano.

El apoderado del duque dijo cómo hacer los recibos, según un email

En teoría, se integraban ahí urbes como Río de Janeiro, Ciudad del Cabo, Auckland, Southampton o Split. Pero hoy resulta imposible encontrar no sólo una página web de esta red o malla cívico-deportiva sino cualquier mínima referencia en Google a actividades posteriores a la Valencia Summit, en cuyo seno surgió como un fogonazo: deslumbrante y efímero..., salvo para De Goes Ltd, que facturó al Instituto Nóos hasta diciembre de 2007 una factura va fechada ese mes pese a que se envió en marzo por supuestas llamadas, circulares, encuestas de satisfacción e incluso por el desarrollo de una 'propuesta de constitución y órganos de gobierno' de la SECN.

La restante factura de la serie De Goes Ltd. se cuantifica en 28.000 euros y va emitida también contra el Instituto Nóos. Pero, ahora, por la presunta organización de unas jornadas para Telefónica, en cuya filial internacional es consejero Iñaki Urdangarin.

Este periódico no ha logrado contrastar con Telefónica la información reseñada en esa factura, que alude a un 'proceso de diálogo entre accionistas' en Argentina, Chile y Perú y cuyos resultados quedaron supuestamente plasmados en un 'informe en español'. Entre 2003 y 2009, Telefónica pagó 313.200 euros al Instituto Nóos y 597.000 a Nóos Consultoría SL. Esta segunda es la empresa que, oficialmente hasta mediados de 2006, Urdangarin compartía con Diego Torres.

El contable de Urdangarin remitió el primer paquete de facturas

Las tres facturas emitidas por De Goes Ltd. por sus supuestos servicios para las cumbres organizadas por el Instituto Nóos suman 150.000 euros. Y se emitieron como 'honorarios' por buscar y gestionar la participación de 'un grupo de conferenciantes independientes' en las ediciones de 2006 de la Valencia Summit y/o el Illes Balears Forum.

Pero hay un problema: porque el sumario incluye también aquellas que a su vez dirigieron a De Goes Ltd. seis de esos expertos en materia 'científica' o de 'negocios'. Y las seis sólo suman 24.714 euros, no 150.000. Salvo en la remota hipótesis de que De Goes Ltd. aporte nuevos justificantes de pagos a expertos, la conclusión es la siguiente: que esta sociedad pantalla facturó por un servicio prestado por el equipo habitual del Instituto Nóos y cuyo coste real era muy inferior. Logró así blanquear, en sentido metafórico, el bocado de 125.286 euros que acababa de dar a las cuentas de la asociación altruista.


Haz clic sobre la imagen para ver una factura ampliada

Público contactó entre el jueves y el viernes con cuatro de esos seis expertos internacionales. Uno se negó a hablar. Pero los otros tres, que pidieron expresa reserva de identidad, contaron que si enviaron sus facturas a De Goes Ltd. y no al Instituto Nóos fue porque recibieron 'instrucciones' de alguien de la organización de los eventos. ¿De quién? Los tres dijeron no recordarlo. ¿Y cuándo? Las recibieron al término de la cumbre valenciana, donde la figura del duque de Palma quedó grabada en su retina. Los tres recordaban la presencia del duque en aquellas jornadas de octubre de 2006, cuando el aristócrata ya había abandonado la presidencia de la asociación sin ánimo de lucro Instituto Nóos, que captó de la Generalitat valenciana y el Govern balear 5,8 millones. Una cifra idéntica a esa terminó en manos de las empresas del duque y/o Diego Torres.

La desmemoria de estos expertos queda compensada por el sumario. En un email intervenido a la trama, uno de los conferenciantes de la Valencia Summit 2006 escribe a Mario Sorribas, es decir, al hombre de confianza de Urdangarin que es apoderado de su empresa Aizoon. La carta comienza así: 'Querido amigo Mario, he preparado la factura con los datos que me has proporcionado y la estoy anexando a este correo'. Y lo que figura anexado es una factura de 4.000 euros dirigida a De Goes Center for Stakeholder Management Ltd. El nombre de Mario Sorribas se repite en la factura cursada a De Goes Ltd. por otro conferenciante hispanohablante y con residencia en EEUU: 'Atn. Sr. Mario Sorribas', se lee.

Cuando la Policía y el fiscal le preguntaron en noviembre pasado por De Goes Ltd., Sorribas dijo que ni siquiera estaba al tanto de su existencia. Los investigadores sospechan que fue él quien actuó como testaferro de Urdangarin, cuyo nombre aparece en una nota manuscrita incautada y que dice esto: 'Comentar que IU podría facturar desde De Goes y cobrar luego fuera'. El contable de la trama y del propio duque, Marco Tejeiro, se reconoció autor de esa nota. Y precisó que IU significa Iñaki Urdangarin.

El correo con las tres primeras facturas de De Goes Ltd. fue enviado el 24 de enero de 2007 precisamente por Marco Tejeiro a su hermano Luis, asesor fiscal y que no está imputado. 'Te adjunto las facturas de Goes Ltd., dáselas a Miguel y ponlas en la contabilidad como gasto de IN [Instituto Nóos] y De Goes SL', dice la misiva.