Público
Público

El trampolín de la inmigración y la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Crisis e inmigración han sido los dos ejes que han movido la caravana del PP. Los conservadores mostraron su recetario liberal a la vez que intentaban marcar muy bien la frontera con Ciudadanos, competidor en materia de lengua.

Para salir de la crisis la candidata Alícia Sánchez-Camacho ha presentado un modelo que aboga por incentivar el uso de los servicios privados a partir de la bonificación fiscal. Es decir, la inyección de recursos a las empresas de educación y salud.

Camacho se ha visto arropada por dirigentes de Génova y por los barones territoriales, como muestra de que para el PP la campaña para las elecciones generales del 2012 empieza en Catalunya.

La única excepción en esta caravana de visitas ha sido el presidente valenciano, Francisco Camps. El PP ha querido evitar la polvareda que podía provocar la llegada de uno de los implicados en el caso Gürtel, pero no ha podido eludir los efectos del videojuego Alicia Croft. Esta iniciativa situó la inmigración en el punto central del debate, después de que el avatar de Alícia Sánchez-Camacho fulminase 'inmigrantes ilegales' a golpe de bombilla. El PP atribuyó a Nuevas Generaciones el juego, pero luego Sánchez-Camacho admitió que los 'enemigos' los sugirió ella.

Lo mejor
No se han boicoteado sus actos.

Lo peor
El uso electoralista de la inmigración.

La frase
“El PP es el único voto útil para frenar la deriva independentista de Artur Mas”, Alicia Sánchez-Camacho.