Público
Público

Transfobia Denuncian maltrato policial a una transexual tras ser echada de una discoteca de Algeciras

Fue a pedir ayuda a unos agentes policiales, éstos no le hicieron caso, terminó encerrada en un calabozo y -según alega la vícitima- "fue objeto de vejaciones y mal trato por parte de la policía", con resultado de "contusiones y hematomas".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Imagen de las lesiones sufridas por la mujer transexual en el brazo. ATA

Una joven transexual de unos 24 años de edad ha interpuesto una denuncia en el juzgado de instrucción numero 1 de Algeciras (Cádiz) indicando que sufrió "agresiones y vejaciones por parte de agentes de policía" tras ser "expulsada con violencia" de un local de ocio de la localidad algecireña en la madrugada del pasado domingo.

Según informa la Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA) en un comunicado, la joven fue expulsada "violentamente" de una discoteca por el empleado de seguridad del local alegando que "tú no puedes estar en la discoteca y te tienes que salir", refiriéndose a su condición de mujer transexual.

Una vez fuera del local, la joven se acercó a un coche de policía contando que la habían expulsado de la discoteca por su condición de transexual, cuando "los policías no le hicieron caso alguno y ante el estado de ansiedad y 'shock', fue conducida a un centro de salud donde fue maniatada y se le inyectaron calmantes sin su consentimiento", según relata la denuncia.

Posteriormente, fue trasladada a dependencias policiales "donde fue encerrada en un calabozo, como si de una delincuente se tratara", sumándose a estos hechos y tal como indica el parte de la denuncia, que la víctima "fue objeto de vejaciones y mal trato por parte de la policía, con saña por su condición, produciéndola contusiones y hematomas que figuran en parte de lesiones adjuntado a la denuncia".

Por todo ello, ATA ha condenado esta nueva agresión a una chica transexual y ha exigido a la Fiscalía contra los delitos de odio y discriminación de la provincia de Cádiz, una exhaustiva investigación que depure responsabilidades ante un hecho de "extrema gravedad" como el sufrido por esta joven.

"No podemos volver a tiempos pasados, donde las personas transexuales teníamos miedo de la policía por poder ser objeto de vejaciones y privación de libertad por el único delito de SER", ha indicado al respecto, la presidenta de ATA, Mar Cambrollé.