Público
Público

Tres comunidades no pagan a los colegios desde junio

País Valencià, Castilla-La Mancha y Balears deben pagos desde inicio de curso a unos 800 centros concertados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La falta de fondos en las arcas autonómicas ha dejado sin cobrar desde junio a los colegios concertados de tres autonomías. Los gobiernos del País Valencià, Castilla-La Mancha e Illes Balears, los tres del PP, no han pagado en todo el curso las partidas correspondientes al gasto corriente y a las nóminas del personal de servicios. La patronal de centros concertados católicos, Escuelas Católicas, advirtió ayer de que 600 de sus 800 colegios (en total escolarizan a cerca de dos millones de alumnos) están afectados por la falta de fondos públicos.

Los impagos afectan también a Castilla y León, donde el Gobierno debe a los colegios pagos desde noviembre según el asesor jurídico de Escuelas Católicas, Luis Centeno. Además, el Gobierno del Principado de Asturias, presidido por Francisco Álvarez-Cascos, adeuda desde los últimos dos años una paga correspondiente a los trabajadores que sobrepasan los 25 años de servicio.

Las nóminas de los profesores de la escuela concertada no se han visto afectadas de momento. La Administración paga directamente a los docentes su sueldo. Es en el impago del módulo de conciertos donde se han acumulado las deudas que están obligando a los concertados a 'pasarlo muy mal', según Centeno. El aumento de ese módulo que reciben los concertados de las comunidades es una vieja reivindicación de la patronal. De hecho, una comisión mixta con el Ministerio de Educación negocia desde noviembre de 2010 una renegociación del módulo.

Después de los reiterados incumplimientos de las promesas de pago, Escuelas Católicas exige a las comunidades un compromiso de pago, aunque sea fraccionado. 'Castilla-La Mancha anunció que pagaría antes de fin de año y no fue así. Pedimos que se llegue a un acuerdo como el alcanzado para pagar a las farmacias', ejemplifica Centeno.

El president de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, aseguró ayer que su Gobierno trabaja para resolver la situación de impago 'en las próximas semanas', informa Europa Press. Fabra se excusó en los problemas de tesorería de los últimos meses, que han desencadenado problemas de pago 'no sólo con la enseñanza concertada sino con todos los proveedores'.

Escuelas Católicas denuncia que Madrid no abona las sustituciones

Los impagos de las comunidades autónomas con las empresas que participan de los servicios públicos han llegado incluso por parte de ejecutivos que aseguran gozar de una buena situación económica que les permitirá bajar impuestos, como el de la Comunidad de Madrid. Según Escuelas Católicas, la Consejería de Educación no paga a los centros concertados la sustitución de aquellos docentes que se ponen enfermos.

'Hasta este curso, el centro hacía la sustitución y la Comunidad ordenaba el pago en el acto, pero desde junio no se está pagando', asegura Centeno. 'Además, a los sustitutos no se les paga lo que hayan generado de vacaciones y, en lugar de hacerles un contrato hasta que se reincorpore el profesor de baja, se lo hacen hasta junio de manera ilegal', denuncia el secretario general de FSIE (Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza de Madrid), Miguel Muñiz García, que representa a los trabajadores de la escuela concertada.

Según FSIE, Madrid ha dejado de pagar las sustituciones desde octubre y ha endurecido las condiciones para las bajas médicas de estos profesores. La Consejería de Educación ha ampliado de 15 a 20 días el periodo de baja médica a partir del cual se envía un sustituto. 'Se dan casos en los que es obvio que la baja va a ser prolongada, pero la Consejería no envía al sustituto', añade Muñiz.

Castilla y León debe dinero a los concertados desde noviembre

Ante la reclamación de la patronal de los concertados católicos, la Federación de la Comunidad de Madrid de Apas Francisco Giner de los Ríos reprochó que 'los compromisos en nuevos centros y unidades [aulas] concertadas' no han parado de crecer en los últimos años mientras se agudizaron los recortes de la escuela pública. Los padres de la escuela pública reprochan a la patronal de concertados católicos que rechazara en el pleno del Consejo Escolar una reciente propuesta que incluía la exigencia de que no se cobraran cuotas a las familias que llevaban a sus hijos a la escuela concertada.

Según CCOO, la escuela concertada ha crecido en 500 aulas en el último curso, mientras se reducían en 3.000 las contrataciones de profesores en la pública. La Comunidad de Madrid anunció el aumento de las horas lectivas de los profesores con plaza de funcionario a costa de la contratación de interinos para ahorrar 80 millones de euros. La Giner de los Ríos recordó ayer en un comunicado que las familias madrileñas que llevan a sus hijos a un colegio privado pueden desgravarse fiscalmente los gastos de escolaridad. De esta manera, Madrid ha dejado de ingresar cerca de 60 millones en impuestos.