Público
Público

Tres desaparecidos tras el derrumbe de varias casas cueva

Se trata de un padre y dos hijos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


Unos 3.000 metros cúbicos de tierra arcillosa sepultaron a un hombre de 52 años y a sus dos hijos, de entre 20 y 25 años, en Cuevas del Almanzora (Almería). Al cierre de esta edición, se desconocía si seguían con vida. Dos excavadoras, una enorme grúa y decenas de operarios dedicaron todo el día y la noche a retirar todo ese material que, de madrugada, se desplomó sobre varias casas cueva. Además de los desaparecidos hubo también varios heridos.

'De aquí no nos movemos hasta que no se termine todo', dijo el alcalde de Cuevas, Jesús Caicedo. El edil aseguró que pasarían toda la noche desescombrando la zona del Realengo, una barriada humilde donde abundan las casas cueva. A las 5.30 de la madrugada, un talud de 20 metros de altura se hizo arena sepultando cinco viviendas cuando la gente dormía.

De una de ellas los bomberos pudieron rescatar a la mujer y madre de los enterrados, que tuvo que ser ingresada con heridas. Otro hijo pudo salir por su propio pie. Una anciana de 70 años también fue rescatada con algunas lesiones de otra casa en la mañana de hoy. También hubo otro herido leve en una tercera cueva. Por precaución, una decena de casas cercanas al desplome fueron desalojadas.Desde el amanecer se desplazaron a la zona bomberos, efectivos de Protección Civil, técnicos del 112 y sanitarios de la zona norte de Almería. Arquitectos y geólogos asesoran en la operación, que se complicaba por la presencia de enormes rocas que, sin embargo, se desmenuzaban apenas las grúas las intentaban retirar. En la operación también participaban perros adiestrados. También llegó un helicóptero desde su base en Baza (Granada) y técnicos de Murcia, desde donde se trasladó, además, una enorme grúa para acelerar los trabajos, detenidos al mediodía por la inestabilidad del terreno.

Aunque aún se desconocen las causas del derrumbe, la escasez de lluvias podría haber agrietado la montaña a cuyos pies estaban las casas.